Marley y Mirko visitaron a Susana: el conductor reveló qué hace con la plata que gana su hijo

El living de Susana Giménez tuvo este domingo dos visitas muy especiales: su ahijado, Mirko, y su gran amigo Marley estuvieron con la diva. En una charla distendida, los conductores revivieron sus mejores anécdotas de viajes y, por supuesto, hablaron de la vida de la pequeña estrella, que acaba de cumplir dos años.
La producción del programa de la Su recibió a Mirko con una caja llena de juguetes, en donde primaban los autos y las pelotas. El pequeño se puso a jugar, casi como si estuviera en su casa, sin registrar las luces y las cámaras de televisión. Aunque Marley señaló que era todo nuevo para él, ya que era la primera vez que pisaba un estudio tan grande en vivo: “Solo vino una vez a Minuto para Ganar, pero era un programa grabado, donde entró, me saludó y se fue”. El conductor incluso resaltó que le sorprendió la respuesta de su hijo, ya que pensó que se iba a poner a llorar.
Mientras Mirko jugaba, Susana y Marley repasaron algunas anécdotas, e hicieron hincapié en el viaje que realizaron este año a Sidney, cuando la diva se tuvo que subir al puente más alto del mundo, a pesar de sus problemas en la rótula; o la vez en la que tuvo un furcio antes de asistir a un musical de Ludwig van Beethoven Beethoven. “¿Toca Bethooven?», había preguntado la diva en aquella oportunidad, según revelaron. «Fue peor que la anécdota del dinosaurio”, confesó, entre risas, Marley.
También recordaron que no llevaban a comer a Susana para no gastar el dinero de la producción. “En el hotel había un brunch gratis a la tardecita, la llenábamos con dos pedazos de queso y nos ahorrábamos la cena”, contó Marley. A lo que Susana acotó. “El único lujo fue el restaurante infernal, que me trajeron un bife de canguro… ¡Un canguro no me como ni loca!»
Aunque la anécdota más divertida tuvo lugar en su viaje a Nueva York, cuando fueron a bautizar a Mirko. “La llevamos (a Susana) a un restaurante caro pero le hicimos pagar la mitad de la cuenta porque nos iban a matar, era un delirio el lugar. Pero la culpa fue de Susana, se pidió el vino más caro”, dijo el conductor de Por el Mundo. La diva asintió: “Yo qué sabía, encima todos tomaron el mismo vino: pagamos 10 mil dólares de vino”.
“¿Es cierto que en el 2020 querés buscar un hermanito para Mirko?”, lo sorprendió Susana a su amigo con la pregunta. Pero Marley señaló que aunque tiene ganas lo está evaluando: “Es mucho el trabajo, nadie te avisa lo que pasa. Lo amo pero es súper intenso el cuidado que necesita. Me hace tirar al piso y yo ya estoy viejo para eso. Tengo tres personas que me ayudan con él, no se cómo hacen las personas que están sin ayuda con los chicos”.
En medio de la entrevista, Mirko comenzó a correr por el estudio e incluso intentó salir del estudio por la puerta que habían entrado. En un hecho inédito, Susana se levantó del sillón del living y fue a buscar al pequeño. “Se está robando el camión”, señaló Marley muy divertido.
Cuando lograron que el pequeño regresara, continuó la entrevista y Marley reveló que le habla en tres idiomas a Mirko -español, inglés y alemán-, y que el niño ya identifica los números en todos los dialectos. “La inteligencia no es mía, la sacó de la parte biológica rusa”, dijo, entre risas. También sostuvo que el año que viene comenzará el jardín en una escuela trilingüe, y que aún no sabe si será en febrero o en julio, ya que dependerá de los viajes de su programa.
El conductor contó que Mirko tiene un pasaporte inusual para su edad: “Tiene sellos de Japón, Alemania, Rusia, China. Cuando llegamos a los países corren las hojas y se preguntan cómo puede ser que estuvo en tantos lugares en tan poco tiempo: nadie entiende que un bebe tenga tantos sellos”.
Marley y Susana revivieron los momentos del nacimiento de Mirko. “Estaba solo, se adelantó, estaba nervioso… Le daba la mano a Brittany», reveló, en referencia a la gestante de Mirko. Pero Susana, en medio de la emoción, realizó un comentario inesperado: mientas mostraban imágenes de la mujer, la diva preguntó si estaba “embarazada de nuevo”. Marley lo negó, en medio de una risa nerviosa.
Pero quizás lo más llamativo fue cuando el conductor contó que Mirko tiene una cuenta bancaria propia: «Todo lo que gana va a una cuenta, cuando sea adulto va a recibir todo. La verdad es que nos desbordó lo que pasó con él, yo no sabía lo que iba a pasar con el público, hay marcas importantes que quieren hacer publicidades con él, entonces cuando sea adulto decidirá lo que quiere hacer”.
Mirko nació el 27 de octubre de 2017. Midió 51 centímetros y pesó 3,200 kgs. A raíz de las publicaciones que el conductor hace en sus redes sociales, y porque siempre viajan juntos en Por el Mundo, el pequeño no tardó en convertirse en una auténtica celebridad y ya superó los cuatro millones de seguidores en su cuenta en Instagram.

Comentarios Facebook