MasterChef Celebrity: de la noche de gloria de Alex, a la eliminación de Juanse

MasterChef Celebrity vivió una nueva gala de eliminación. Al comenzar el programa, y como es habitual, Santiago del Moro recibió a todos los participantes. Por un lado, se encontraban Alex Caniggia, Candela Vetrano, María O´Donnell y Claudia Fontán, con delantal blanco, como los mejores de la semana. En tanto, Gastón Dalmau, Georgina Barbarossa, Juanse y Sol Pérez lucían el delantal negro.
Al momento de recibir a los chefs, Damián Betular anunció que, durante la noche, los concursantes iban a realizar “dos clásicos internacionales”. Luego, el conductor explicó que solo los delantales blancos iban a participar de la primera prueba, y que el ganador podría subir al balcón. “Tienen que preparar un clásico de la pastelería internacional: crema pastelera. No les puede quedar líquida, ni con gusto a huevo, y lo más importante: no les puede quedar con grumos. Tiene que ser un terciopelo de vainilla”, expresó entonces el especialista en pastelería. Para sumar dificultad, Germán Martitegui detalló que iban “a tener una guía, pero no las cantidades” y, por último, Donato De Santis informó que contaban con diez minutos para realizar la tarea.
La prueba se presentó muy compleja para los cuatro participantes que estaban en carrera, y Alex vociferó: “¡Xela está perdido hoy!”, mientras Sol le aconsejaba a Candela. Terminado el desafío, el jurado probó las cremas pasteleras, y la decepción podía notarse en sus caras. Las preparaciones de Vetrano, O’Donnell y Caniggia no generaron mucho entusiasmo, y Martitegui ni siquiera quiso probar la producida por la periodista. La de Claudia, por su parte, tuvo una ligera aceptación, lo que le permitió ser la ganadora del desafío.
A continuación, comenzó la segunda etapa de la noche, que consistió en hacer un pastel de tres leches. A lo largo de la prueba, se confirmó que la repostería no era el fuerte de nadie, y muchos participantes debieron ayudarse mutuamente con el objetivo de ejecutar el pastel de manera correcta.
Al momento de la degustación, Vetrano se acercó reconociendo que “no estaba confiada”, y los jurados coincidieron en que el bizcochuelo estaba algo seco. O´Donnell, también preocupada por la humectación de su plato, recibió críticas mixtas, y Betular consideró: “El plato es lindo, pero el pastel está seco, no es tres leches”. Juanse decoró muy bien su torta, pero Donato fue lapidario: “Esto ni siquiera es que esté crudo. Cuando entró en ese molde, algo no estaba bien. Es muy ladrilloso, no tiene una burbuja de aire, falta algo, aunque la decoración está muy buena. Hasta el merengue puede ser pasable, pero la parte central realmente no tiene lo que esperábamos”.
Más adelante, Alex acercó su pastel exclamando que era “de otra dimensión” y, si bien esas frases son habituales en el mediático, la sorpresa fue mayor cuando, efectivamente, Caniggia logró un gran pastel. Mirando a la cámara, Martitegui exclamó: “Este señor hizo acá un producto que está impecable. La idea de las frutas rojas queda espectacular, el bizcocho está muy bien y el coco alrededor le suma magia”. Betular, también sin palabras, aseguró que era “un diez”, y Donato concluyó: “Para mí, hasta hora, en esta edición, es el mejor postre que hemos probado”.
En su turno, a Dalmau lo felicitaron por su presentación, pero en lo referido al gusto, los jurados consideraron en que no estaba logrado, mientras que Sol Pérez recibió elogios por el sabor del bizcocho. La encargada de cerrar la velada fue Barbarossa, que también se consagró como una de las mejores por su pastel de tres leches
Finalmente, Candela, Alex, Sol y Georgina fueron considerados los mejores de la gala, y eso dejó a Juanse, María y Gastón en la cuerda floja. En la última devolución, Betular, Martitegui y De Santis anunciaron que esta vez el eliminado era el músico, que ahora dejó definitivamente el certamen.

Comentarios Facebook