«Me siento muy contento y muy orgulloso de mis compañeros»

El experimentado jugador de Liga Nacional, Alexis Elsener, contó cómo vivió este torneo, la responsabilidad que tomó en el grupo y más.

-¿Cómo te sentís después de haber ganado este torneo?

-Me siento muy contento, orgulloso de mis compañeros, y sin palabras de la gente que nos vino a apoyar que siempre estuvo alentándonos.

-Tu primer torneo argentino, ¿cómo se siente a esta altura de tu carrera?

-Es como si hubiera empezado de nuevo a jugar al básquet, como si fuera mi primer torneo. Encontré un grupo de jugadores bárbaros, donde hay solidaridad, compañerismo y buena gente, si a esto le sumamos un poco de básquet la palabra te dice campeón. Es difícil encontrar los equipos, vine hace veinte días y vi a todos los chicos, noté que había todo eso. Cuando Mario (Romay) me propuso jugar yo le dije que iba a ver y después terminé aceptando porque si en un equipo hay tanta buena onda es imposible decir que no. Y acá estamos, el objetivo era llegar a semifinales, pero hoy somos campeones.

-¿Qué papel tomaste siendo el más experimentado del grupo que tiene muchos jóvenes?

-Muchas veces me tocó la responsabilidad de tomar las pelotas calientes, es difícil que todo un equipo confíe es vos, y los once jugadores querían que yo tirara la última bola o que generara juego. Se dio así, de esa forma en la mayoría de los partidos, lo supe llevar y me tengo que sacar el sombrero delante de los chicos porque la mayor parte del partido la levantaron ellos. En un punto que estábamos perdiendo en el entretiempo lo levantaron ellos, no tengo palabras para agradecerles.

-¿Te gustaría repetir esta experiencia el año que viene?

-Es muy duro, son seis partidos en una semana, ahora le voy a pedir tres días al entrenador, se juega en un nivel ato, se corre mucho. Terminé hecho bolsa, son los sacrificios que hay que hacer para lograr estas cosas, dejar los dolores y muchas cosas para ser campeón. Había muchos jugadores que estaban muy cansados hoy y dijimos que después de ser campeones no nos importaría nada porque el dolor era psicológico, y por eso nos fue bien.

Fuente: CABB.

Comentarios Facebook