Messi ingresó en el segundo tiempo y anotó dos goles en el triunfo del Barcelona

El Barcelona, con Lionel Messi que ingresó en el comienzo del segundo tiempo, superó 5-2 al Real Betis: Dembelé puso en ventaja a los locales y luego empató el paraguayo Sanabria. El rosarino anotó dos tantos, uno de penal, mientras que Griezmann y Pedri completaron para la goleada de los catalanes, que cortaron una racha de cuatro encuentros sin victorias en La Liga.
El partido arrancó con la sorpresiva suplencia de Messi. Ronald Koeman decidió preservar a su capitán, que no ingresó desde el arranque por primera vez en más de un año. La última vez que el astro argentino inició de suplente fue el pasado 21 de septiembre de 2019, en la derrota ante el Granada, de visitante, por la liga española.
Por Messi, el entrenador neerlandés eligió al francés Dembelé para reemplazarlo. Con Ansu Fati como delantero centro, Antoine Griezmann se posicionó en el lugar del argentino en los locales, que sufrieron en el inicio del juego: a los 9 minutos, ter Stegen le tapó un tremendo cabezazo a William Carvalho dentro del área para mantener en cero su valla.
Luego de eso, el conjunto local se hizo dueño del balón hasta que llegó el primer tanto de la tarde en el Camp Nou. A los 22′, la dupla francesa armó un ataque que terminó con el 1-0 parcial para el Barcelona: asistencia de Griezmann, Dembelé tomó la pelota en la derecha y encaró hacia el centro de la ofensiva para sacar un fortísimo remate con su zurda que doblegó al arquero Bravo del Betis.
Con la ventaja de 1-0, el equipo de Koeman fue a buscar ampliar la ventaja y estuvo a un paso. A los 33 minutos, penal para los locales tras una falta que recibió Fati dentro del área. Como no estaba Messi, el ejecutor fue Griezmann, que desde los doce pasos no pudo batir al portero chileno, que contuvo el disparo.
Ya en el final del primer tiempo, el conjunto que dirige Manuel Pellegrini aprovechó un contragolpe para poner el 1-1. Tello lanzó un centro al área y el paraguayo Sanabria anticipó a la defensa barcelonista para anotar la igualdad parcial.
En el comienzo de la etapa final, Koeman dispuso la entrada de Messi. Y a los pocos segundos, el 10 del Barcelona le puso su sello al partido: en el primer ataque del equipo culé, el capitán dejó pasar la pelota y, sin tocarla, asistió a Griezmann, que recibió el balón y definió al fondo de la red para que los catalanes tomaran ventaja de 2-1.
Cuando iban 15 minutos del complemento, una jugada en favor de los locales terminó con el tercer tanto para el Barcelona. El defensor del Betis Mandi paró un disparo con el brazo y, tras la intervención del VAR, el árbitro decidió expulsarlo y decretó penal que Messi cambió para el 3-1. A los 28′, Morón descontó para la visita.
Cuando restaban menos de 10 minutos para el final, una gran acción individual de Sergi Roberto desencadenó en el segundo tanto de Messi en la jornada: taco del defensor dentro del área para dejar al rosarino mano a mano con Bravo y, con un potente zurdazo, marcó el 4-2. Pedri aumentó y puso el quinto gol para la victoria del Barcelona.

Comentarios Facebook