Misa de Pascua: el papa Francisco pidió que se compartan vacunas con los países más pobres

El papa Francisco pidió ayer compartir las vacunas contra el COVID-19 con los países más pobres, en su tradicional mensaje de Pascua, marcada este año por la aceleración de pandemia pese a las campañas de vacunación.
“En el espíritu de un ‘internacionalismo de las vacunas’, insto a toda la comunidad internacional a un compromiso común para superar los retrasos en su distribución y para promover su reparto, especialmente en los países más pobres”, señaló Francisco, en su homilía en la basílica de San Pedro, antes de la bendición Urbi et Orbi.
Tras celebrar la misa del Domingo de Resurrección, Francisco rogó que “el Señor dé consuelo y sostenga las fatigas de los médicos y enfermeros”, y remarcó que “todas las personas, especialmente las más frágiles, precisan asistencia y tienen derecho a acceder a los tratamientos necesarios”.
En la Vigilia Pascual, el Papa había lanzado un mensaje de esperanza: “Siempre es posible volver a empezar, porque existe una vida nueva que Dios es capaz de reiniciar en nosotros más allá de todos nuestros fracasos”, dijo en la Vigilia Pascual del sábado por la noche.
En una Europa azotada por una tercera ola de coronavirus, toda Italia está clasificada como zona “roja”, con alto riesgo de contagio y restricciones máximas para las celebraciones de Semana Santa. Sin embargo, los italianos podían salir del país y algunos se prepararon para irse de vacaciones.

Comentarios Facebook