Moria Casán, muy dura contra Alejandra Darín: «Que el aislamiento no te aliene»

Desde hace ya varios días, distintos actores han elevado sus voces para hacer oír su necesidad de volver a trabajar, ya que no pueden hacerlo desde el 20 de marzo, cuando comenzó a regir la cuarentena obligatoria en toda la Argentina, a raíz de la pandemia del coronavirus.
Ante este reclamo, Alejandra Darín, presidenta de la Asociación Argentina de Actores, salió a aclarar la situación diciendo que no se trataba de una decisión basada en un capricho suyo, sino que existía un decreto presidencial que obligaba al aislamiento social. Y concluyó: «La actividad actoral no es considerada indispensable. Somos un sindicato que defendemos los derechos laborales entre los que está la salud. Así que todos los que cumplan un trabajo o una tarea como actores, no pueden hacerlo”.
Frente a esta polémica, que ya quedó instalada en los medios, Moria Casán decidió salir a opinar desde sus redes sociales. Y, fiel a su estilo y a su lengua “karateka”, dejó en claro que no está para nada de acuerdo con la postura de la representante sindical del gremio de actores.
“¡Wuau! ¡Asociación Argentina de actores! Respecto mucho a la Sra. Darín, pero cambien las siglas de ‘AAA’. Pongan la ‘D, ‘AADA’, porque me impresiona y me hace acordar a la triple A. ¡Cambios urgentes en el nuevo mundo! No nos puede frenar un mosquito, dos gotas de saliva y una cucharada de moco. A vivir, a respetar y que el aislamiento no te aliene ni te haga sentir un alien. Todo el mundo actúa, así que somos actores del mundo, ninguna regla nos coartará», escribió la diva junto a una nota con las declaraciones de Alejandra.
Cabe señalar que, cuando comenzó la pandemia del COVID-19, Moria se encontraba al frente de Incorrectas, por América. Y, enseguida, por tratarse de una persona perteneciente al grupo de riesgo por ser mayor de setenta años, decidió comenzar a conducir el programa desde su casa, a través de un móvil de exteriores que le mandó el canal.
Sin embargo, pasadas las primeras semanas, Moria entendió que debía dar un paso al costado y dejar que su horario de la tarde se utilizara para un programa informativo. «La esencia de nuestro programa no da para este momento. Yo no puedo hablar todo el tiempo de muerte”, explicó en ese momento la diva, que fue reemplazada por Alejandro Fantino con Fantino a la tarde. Y desde entonces, decidió quedarse en su casa cumpliendo la cuarentena.
Sin embargo, cuando el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dispuso que los adultos mayores debían pedir un permiso para poder salir de sus hogares, así sea para la compra de un elemento esenciales, Moria se rebeló. Y, junto con su amiga Nacha Guevara y Graciela Borges, inició una original campaña en contra de la medida a través de las redes sociales.
“¡Par favar! Me estoy por masturbar en el bidet. ¿Llamo al 147 o a ABL para que no me corten el orgasmo?”, preguntó la One, con tono de humor luego de que Nacha subiera una foto levantando el dedo mayor de su mano y diciéndole al jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, que no necesitaba permiso porque era “una ciudadana responsable”.

Comentarios Facebook