Mundial de Vóley: la selección de Marcelo Méndez busca seguir haciendo historia

Con la alegría de la medalla de bronce ganada en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, postergados a 2021 por la pandemia, la Selección Argentina debutará el 27 de agosto ante Irán en el Mundial de Vóley 2022. El equipo dirigido por Marcelo Méndez, además, enfrentará el 29 de ese mes a Países Bajos y el 31 a Egipto en la primera ronda en Ljubljana, Eslovenia.
Los Campeonatos Mundiales de Vóley organizados por la Federación Internacional de Vóleibol comenzaron en 1949 y se realizaron también en los años 1952, 1956 y 1960. A partir de 1962 se disputan cada cuatro años y la edición número 20 se canceló en Rusia: por la invasión a Ucrania, la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) le quitó la organización y la reasignó a las ciudades de Katowice y Gliwice, Polonia y en Ljubljana, Eslovenia, del 26 de agosto al 11 de septiembre.
El equipo más ganador hasta ahora fue la Unión Soviética, con seis campeonatos mundiales, el último en Argentina en 1982. Además, ganaron tres veces la medalla de oro las selecciones de Brasil (2002, 2006 y 2010); Italia (1990, 1994 y 1998) y Polonia (1974, 2014 y 2018).
La Selección Argentina de vóley viene de ganar la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. REUTERS / Valentyn Ogirenko
Checoslovaquia conquistó el título en dos ocasiones (1956 y 1966), mientras que República Democrática Alemana (1970) y Estados Unidos (1986) lo obtuvieron una sola vez cada una.
La historia de la Selección Argentina comenzó en el Mundial que se llevó a cabo en nuestro país en 1982. El entrenador coreano Young Wan Sohn había llegado en 1975 para hacerse cargo del equipo, que sorprendió y deslumbró en la cancha armada en el Luna Park. El asistente fue un joven Julio Velasco, que también daría sus sorpresas.
El equipo consiguió el tercer puesto y una histórica medalla de bronce, que provocó un boom del vóley en el país. Los protagonistas de la hazaña fueron Hugo Conte, Waldo Kantor, Daniel Castellani, Raúl Quiroga, Jon Uriarte, Esteban Martínez, Carlos Wagenfeild, Alejandro Diz, Carlos Getzelevich, Miguel Solari, Alcides Cuminetti y Leonardo Wiernes.
Hasta entonces, Argentina había clasificado para dos Mundiales: en Brasil 1960 (Río de Janeiro) fue undécimo y en Italia 1978, vigésimo segundo. Después del bronce, Argentina terminó séptima en Francia 1986 y sexta en Brasil 1990 (San Pablo). En este último, el campeón, conducido por el platense Julio Velasco, fue Italia, que consiguió un total de tres títulos de manera consecutiva.
Después de ese campeonato mundial comenzó la renovación del equipo, con el armador Javier Weber como el nuevo capitán y el opuesto Marcos Milinkovic como la estrella en los ataques. El histórico Hugo Conte (papá de Facundo, actual figura del seleccionado) volvió a formar parte de la Selección en el Mundial jugado en el Luna Park en 2002, veinte años después de la medalla de bronce, terminó en el sexto puesto.
Marcos Milinkovic, por su parte, fue elegido el jugador más valioso (MVP por sus siglas en inglés) y hasta ahora es el único jugador argentino en lograr este título en la historia de los mundiales. Tanto Milinkovic como Hugo Conte fueron reconocidos por la FIVB entre los 25 mejores jugadores del mundo.
Los puestos obtenidos en los últimos Mundiales fueron 13° en Grecia 1994, 11° en Japón 1998, 6° en Argentina 2020, 13° en Japón 2006, 9° en Italia 2010, 11° en Polonia 2014 y 13° en Italia/Bulgaria 2018.
En los Juegos Olímpicos, la Selección Argentina logró mejores resultados que en los campeonatos mundiales: bronce en Seúl 1988 y en Tokio 2020, cuarto puesto en Sydney 2000 y quinto lugar en Atenas 2004, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

Comentarios Facebook