Nadalich: el desalojo «fue por una cuestión de seguridad pública»

Mauricio Nadalich, jefe de Gabinete de la Municipalidad, en diálogo con el Grupo de Medios TVO habló tras del desalojo que se realizó el domingo muy temprano en la mañana del edificio histórico ubicado entre las calles Belgrano y Brandsen de esta ciudad, el cual se llevó a cabo por peligro de derrumbe.
«La medida se llevó adelante por orden judicial con apoyo del municipio, de la Policía de la provincia y se dio con éxito, concluyó a las 14:30 horas con el vallado completo y se va a realizar el cerramiento completo y después judicialmente se dará la orden para las pericias correspondientes para ver las condiciones edilicias reales del lugar, nosotros teníamos informe técnico desde el Municipio ahora que está desalojado se van a poder hacer los estudios complementarios y acercarle al juez para que defina», dijo.
Asimismo aclaró que «esa es una propiedad privada, en realidad nosotros iniciamos esta medida porque tiene grave peligro de derrumbe, es una estructura muy vieja y por inspecciones viejas que teníamos que se realizaron la verdad que por una cuestión de seguridad pública le dimos intervención al juzgado porque hay que resguardar las vidas humanas tanto de la gente que está en el lugar, los comerciantes como la de quienes circulaban por ese lugar, en virtud de la seguridad pública, en el resguardo de la gente se viene trabajando desde hace mucho tiempo, la gente que estaba en el lugar ya tenía conocimiento de esto, habían sido notificados judicialmente, tuvieron audiencia con el juez y todo así que se llevó adelante esta medida y ahora seguramente se van a hacer todos los estudios complementarios porque es una propiedad privada, lo que hicimos fue cerrar y clausurar la zona que es la medida que se tomó por las condiciones edilicias».
Al ser consultado sobre si tienen un plan de lo que van a realizar después del desalojo ya que el lugar tendría varios dueños, dijo que «es un sucesorio, hay varios que solicitaron por prescripción, del tema dominial del lugar tenemos un registro en lo que es el municipio pero después hay muchas acciones iniciadas judicialmente como propietarios del lugar, concretamente no hay un propietario, seguramente los originales ya fallecieron. Nosotros tuvimos reuniones con algunos de los que desempeñaban funciones de comerciantes en el lugar y ellos nos manifestaban que había diferentes cobradores por los lugares que se adjudicaban la propiedad pero concretamente un propietario definido no está, esa es una cuestión judicial que se resolverá en el área correspondiente, no depende de nosotros, nuestra intervención fue por las condiciones edilicias porque realmente tiene una situación grave el edificio y por una cuestión de seguridad pública tomamos conocimiento, se evaluó y se pasó al área judicial para que tome la intervención que corresponde y lo que se llevó a cabo el domingo con la asistencia del municipio y de la Policía».
«Ahora que el lugar está vacío se van a hacer todas las evaluaciones porque si bien hay inspecciones, en muchos lugares que estaban ocupados y no se podía acceder ahora se van a poder hacer los informes técnicos correspondientes, es un lugar histórico en nuestra ciudad por lo menos la fachada del frente que si bien presenta grandes anomalías estructurales, a lo mejor con trabajos complementarios se puede tratar de salvar, creería yo pero hay que esperar informes técnicos y cumplimentar con lo que nos va recibiendo el juez», detalló.
Para finalizar habló del malestar de los mesiteros que habían asegurado que desde la Comuna no los reubicaron. «Tratamos por algún medio de ser mediadores y conseguirles un lugar pero la obligación no es nuestra, muchos alquilaban ahí no sé a quién pero eran inquilinos y ese contrato se cayó por las condiciones edilicias, era como un local que no tenía habilitación comercial y no puede tener la habilitación como corresponde, las condiciones edilicias en este caso ya eran de seguridad pública porque podía haber un derrumbe, iba a ser una tragedia tanto para los que están en el lugar como para los demás y como la competencia del municipio es como el control de policía es complicado, por ahí muchas veces cuando se hacen las clausuras o se les pide a los que tienen comercio que regularicen su situación es justamente por una cuestión de seguridad pública tanto para los que desarrollan la actividad como para los que van a esos lugares, se viene trabajando mucho con esto desde el área de Habilitaciones Comerciales, Bromatología, y hacer todos los estudios correspondientes, si tienen que hacer alguna modificación interna como instalación eléctrica, modificación edilicia es para salvaguardar las condiciones edilicias tanto de las personas que trabajan en el lugar como los que asisten al lugar. Lo que van a hacer ahora es cerrar el lugar, ya se plantaron las estructuras para colocar las chapas y ahí dependerá de empezar a hacer los trabajos técnicos y de inspección para elevarlos al juez», culminó.

Comentarios Facebook