«Nadie ha logrado demostrar que el fin del aislamiento haya servido a la economía»

Luego de extender la cuarentena por 15 días más y dividir el país en dos, habilitando a la mayor parte de la provincias a pasar a la fase 4 del plan estipulado por el Ministerio de Salud, y mantener al AMBA en la fase 3 con mayores restricciones productivas y de circulación, el presidente Alberto Fernández publicó una carta en la que volvió a cuestionar a “los voceros de la apertura económica” que, según entiende, “presionaron para poderle fin a la cuarentena”.
“Ninguno ha logrado jamás demostrar que el fin del aislamiento haya servido a la economía. Porque, en realidad, solo ha servido a aumentar el contagio y las muertes, sin evitar el deterioro económico”, explicó Fernández en una publicación que replicó a través de las redes sociales en la tarde de ayer.
El Presidente dijo que “para tomar noción basta con mirar lo que ocurre en el mundo” donde “la pandemia tiene características inusitadas”. En ese sentido, sostuvo que “no hay país capaz de impedir la entrada y la expansión del virus” y que “los contagiados se cuentan en millones y los fallecidos en cientos de miles”.
“Se están produciendo consecuencias gigantescas en la economía global”, afirmó, al tiempo que destacó: “Este año habrá una enorme caída de la producción, muchas empresas pierden valor en días o semanas, se han destruido millones de puestos de trabajo y ha bajado intensamente el consumo”.
Fernández resaltó que en esta nueva etapa del plan que hay restricciones que continúan vigentes en todo el país, pero que se iniciará “una apertura progresiva, cuidadosa y responsable”. “Cuidadosa porque iremos paso a paso, de modo paulatino. Cada semana podremos ir sumando algunas actividades comerciales, productivas o de servicios para ir activando la economía. Y es responsable porque las salidas siguen siendo exclusivamente para las actividades autorizada”, explicó.
“Cuando una persona sale a la calle hoy, sale a una calle donde está presente el virus. Para ser más claro: salir a la calle es salir a buscar el virus. Todo ha cambiado desde inicios de marzo y debemos prepararnos para aprender a convivir con él”, afirmó.
“Aprender a convivir con el virus significa que antes de construir una nueva vida cotidiana sin las restricciones actuales, necesitamos fortalecer la prevención para evitar el contagio. Por eso, es clave respetar las normas de distanciamiento social y continuar con el hábito de lavarnos las manos, evitar tocarnos la cara, usar barbijos cuando salimos, ventilar ambientes y comunicarse por teléfono con un médico o una autoridad sanitaria si tenemos síntomas. Esto último es muy importante para no producir aglomeración en los hospitales”, detalló.
Además, dejó en claro que la clave de esta nueva etapa será la conciencia social. “Todos y todas somos responsables del cuidado y cada paso que demos depende de cada uno y cada una. Si cumplimos, podremos seguir avanzando. Si hay incumplimiento, deberemos retroceder”, explicó.
Por otra parte, el jefe de Estado volvió a reiterar el pedido para que la gente use lo menos posible el transporte público. “Debemos hacer todo lo posible para evitar el transporte público. Todas las personas que deban desplazarse y puedan hacerlo en su propio medio de transporte estarán menos expuestas al virus”, indicó. Luego, agregó: “Las grandes empresas tendrán que asegurar por sus propios medios el desplazamiento de sus empleados”.
“No será un camino lineal hacia la reapertura. La experiencia internacional indica que en algunas ciudades, establecimientos o instituciones donde hoy no hay contagio, puede haberlo en el futuro. Sabemos que tendremos más casos y que se acerca el invierno, que es cuando crecen las enfermedades respiratorias”, sostuvo el mandatario.
En esa línea, dijo que “el gobierno nacional tiene la capacidad de monitoreo de los casos en todas las provincias y municipios del país”, al tiempo que aseguró que van a “fortalecer los mecanismos de control epidemiológico”. “Allí donde debamos cerrar la actividad, no tendremos dudas en hacerlo”, sentenció.
“Nadie quería vivir este tiempo doloroso, pero no nos queda más remedio que convivir con el virus. Por eso, lo que iniciamos es un proceso dinámico donde habrá que reducir y a veces incrementar las medidas de cuarentena”, advirtió el Presidente.

Comentarios Facebook