«No estamos peleadas ni somos amigas», indicaron Moria Casán y Carmen Barbieri

Moria Casán y Carmen Barbieri son, sin duda, tan talentosas como filosas. Y sus enfrentamientos mediáticos ya pasaron a formar parte de los anales de la televisión argentina. Nadie puede olvidar el monólogo en el cual la protagonista de Veinte Millones, mirando a cámara, se dirigía a la conductora de Incorrectas diciéndole: “¡Pará un poco, loca!”. Ni aquella discusión tras la cual la One se refirió a la capocómica diciendo: “Cara de pato con cuerpo de lavarropas”. Entre muchos otros…
Pero la realidad es que ambas conocen el manejo del show mejor que nadie. Y que, aunque hoy no están unidas por una amistad, se respetan y admiran como profesionales. Por eso, aprovechando una escapadita a Mar del Plata que hizo durante el fin de semana de carnaval, Casán fue a ver el espectáculo que encabeza Barbieri junto a Marcelo de Bellis, Alberto Martín, Sol Pérez, Sebastián Almada, Mónica Farro y Christian Alonso al Teatro Atlas, donde fue recibida como una verdadera diva. Y después del encuentro, tanto Moria como Carmen dialogaron con la prensa.
“Yo tenía que ir a Mardel, que es una ciudad que amo, para ver a unos amigos y porque, una vez al año, necesito ir al mar -empezó contando la diva-. Entonces Guillermo Marín, que es el productor de la obra, me invitó para que fuera a verla. No tenía mucho tiempo, porque sólo falté al programa del lunes. Pero estuve en la playa, fui al cine y me dediqué a hacer todo lo que no puedo hacer acá. Estuve oxigenándome. Y, a la noche, la fui a ver a Carmen”.
Enseguida, dio su opinión sobre la comedia. “Me gustó, la verdad es que está muy bien y dura lo justo. La pasé bárbaro. Obviamente, estaba invitada por el productor y por eso con mucho gusto fui. También estaba Maxi Cardacci, que es mi relacionista público y lleva toda la prensa de ese espectáculo. Pero yo quería ver a Carmen y saludar a todo el elenco, que ha estado siempre en mi programa. También estuve un ratito con Solcito (por Sol Pérez), que es muy posible que se incorpore a Incorrectas, y con la Farro, de quien soy amiga. Así que fue todo divino, una bomba”.
“Después estuve comiendo en casa de amigos y volví oxigenada. Si bien yo me oxigeno y desdramatizo en el programa, también necesitaba oxigenarme en el mar. Porque, desde que vine de mi casamiento europeo (con el artista plástico Humberto Poidomani), nunca paré. Me agarraron los ensayos de La gran depresión (la obra que protagoniza junto a Nacha Guevara en el Astros), junto con la tele. Y desde que debuté en el teatro no tuve ni un día libre. Así que este descanso me vino divino”, concluyó la One.
Carmen, por su parte, habló de la visita de Moria: “Estoy feliz de que haya venido a vernos. La verdad que una mujer como ella, que trabaja tanto, se haya tomado un ratito para venir a vernos me pareció un gesto maravilloso. Yo se lo agradezco. Además se divirtió. Y nuestro jefe de prensa le puso una alfombra roja maravillosa para recibirla como ella se lo merece, así que la pasó muy bien”.
Al final, ¿con Moria están enfrentadas o las une una amistad? “No estamos peleadas y no somos amigas. Somos compañeras de trabajo, nada más. Y sí, cuando estamos juntas arriba del escenario hacemos una linda dupla. Así que estoy muy contenta con su visita. Vino el mismo día en el que Solcito se despedía de la temporada y yo tenía varias emociones encontradas, pero fue hermoso recibirla”, explicó Carmen.
La capocómica reconoció que para ella nunca es alegre terminar una temporada, y todavía más, con una figura menos. “La partida de Sol era anunciada porque hacía un montón que ella quería irse. Me hubiera gustado terminar con el elenco completo, pero lamentablemente fue así. Hoy va a debutar en su lugar Silvana García, que es una actriz excelente. Y vamos a seguir trabajando hasta el 15 de marzo, para volver en Semana Santa y empezar una gira por todo el país”, concluyó Carmen.

Comentarios Facebook