Olivera: “Destruyeron al transporte público porque lo usaron como botín de su interna política”

El concejal Fabián Olivera consideró que “la crisis del transporte público no se resuelve con más dinero”, al advertir que el fondo del mal es de “tenor político”. Planteó que todo ese escenario está “estrechamente vinculados con la brutal interna que mantienen las principales vertientes del peronismo formoseño”.
“Quien crea que las enormes dificultades que encuentran los usuarios del servicio público de pasajeros de la ciudad se resuelven con dinero está muy equivocado”, planteó el edil de la UCR, que acaba de pedir un subsidio de 30 millones para auxiliar mensualmente a la transportista, pocas horas después de que sus empleados anunciaran un paro de actividades en reclamo de salarios adeudados, aunque la medida se levantó este jueves al quedar saldados esos compromisos.
“Lo que ocurre con Crucero del Sur es una clara manifestación de la incapacidad municipal para administrar; el intendente municipal desatendió los controles, y rápidamente le tomaron el pulso”, graficó el legislador.
“Hoy el peronismo que lidera el gobernador Gildo Insfrán es quien controla a la empresa, a través de gremialistas y cientos de empleados que no comulgan con el intendente Jofré”, aseguró Olivera.
“Por eso no me sorprende que frecuentemente se produzca este tipo de medidas de fuerzas; y es que el Gobierno provincial se encarga de producir un goteo del subsidio que tiene comprometido con el Municipio, con lo que no alcanza para cubrir los costos operativos; sobreviene entonces el paro, y es la Municipalidad que corre con el gasto político”, redondeó.
“El servicio público de pasajeros de la ciudad está en una profunda crisis, quebrado y muy probablemente sin visos de ser recuperado; al menos hasta que estas vertientes del peronismo no dejen de priorizar su lucha interna, relegando las angustias y las necesidades de los miles de usuarios que son lo que todos los días pagan las consecuencias de una prestación pésima”, insistió.
“Así como el intendente debió recurrir a las cooperativas para ocuparse de los servicios públicos de la ciudad, ya que los empleados municipales no le responden, el gildismo le copó el servicio de transporte público a Jofré, además de crearle una Comuna paralela con intervención del IPV ocupándose de tareas propias de un municipio”, consideró Olivera.
“En definitiva, destruyeron al transporte público porque lo usaron como botín de su interna política, porque en el fondo jamás les importó el vecino”, resumió finalmente.

Comentarios Facebook