Ordenan detener al exespía Raul Martins en México por trata de personas en Argentina

Luego de un mes y medio de idas y vueltas, la Justicia finalmente dejó al borde de la detención a Raúl Martins en México por trata de personas en la Argentina. TN.com.ar pudo saber de dos fuentes judiciales y una policial que la jueza María Servini le ordenó el martes a la Policía Internacional (Interpol) el arresto del exagente de la Secretaría de Inteligencia (exSIDE o AFI) para extraditarlo luego de que la Sala I de la Cámara Federal porteña la habilitara a buscarlo en Cancún por la explotación del ejercicio de la prostitución ajena.
La jueza Servini había procesado en julio a Martins como jefe de la banda que explotaba a mujeres en al menos diez prostíbulos de la ciudad de Buenos Aires, pero en ese momento, sobre la posibilidad de detenerlo, había resuelto «la prisión preventiva librando, firme que se encuentre, el requerimiento de extradición pertinente», es decir esperar que la cámara aprobara lo actuado.
En la resolución, Mariano Llorens se pronunció a favor de exigir «de manera inmediata la orden de extradición» de Martins desde México hacia la Argentina, pero sus pares Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi prefirieron indicarle a Servini que «actúe conforme a derecho», es decir, que sea ella quien solicite a la Policía Interpol (Interpol) el arresto del exespía.
La Sala I de la Cámara Federal porteña además dejó en firme el embargo por $10 millones. En un juicio laboral, Claudio Lifschitz, exsecretario del exjuez Juan José Galeano y luego abogado del exespía, declaró que Martins recaudaba en 2006 al menos $4.536.000 por año (o u$s1.512.000) en sus locales en la Argentina y que embolsaba u$s1.800.000 en Mix Sky Lounge y otros prostíbulos en México.
En cambio, los camaristas intervinientes revocaron los procesamientos de la suegra, Virginia Inés Solís, y la cuñada, Natalia Beatriz Percival, decretaron la falta de mérito para las dos y le pidieron a la magistrada continuar investigándolas.
Cuando lo procesó, la magistrada puntualizó las «whiskerías» de la familia del exespía: Hot Area (Juan B. Justo 5302), Top Secret (Artigas 1444), Anchorena Swinger Club (Anchorena 1121), Brut (Vicente López 2257), Fama (Rivadavia 7373), Oba-Oba (Rivadavia 2434), Hippopotamus (Junín 1787), Aproach (San Martín 957), Extra Brut (Las Heras 2311) y Sweet Club (Chacabuco 160).
La investigación contra Martins comenzó en 2013 cuando su hija Lorena lo denunció. La ONG Alerta Vida también aportó pruebas. La Procuraduría para el combate de la Trata y la Explotación de Personas (Protex) confirmó las acusaciones.
Ahora, tras seis años de sumar pruebas, realizar indagatorias y dictar los procesamientos del resto de la asociación ilícita, la jueza Servini le solicitó a Interpol detener a Martins en su departamento de las paradisíacas playas de Cancún.

Comentarios Facebook