Otro problema para Susana Giménez: la intimaron por una deuda de 3,6 millones de pesos

Marcelo Ahumada es mucho más que un chofer para Susana Giménez. Es el hombre que la acompaña a cada gala, a cada evento, a cada programa y a cada lugar al que la diva desea asistir el día y a la hora que sea. Él no sólo maneja su auto: también la cuida de miradas indiscretas, filtra a las personas que quieren acercarse a ella en lugares públicos y, por sobre todas las cosas, guarda sus más íntimos secretos desde hace casi treinta años. Por eso, todos se sorprendieron este viernes, cuando salió a la luz la noticia de que la conductora le debería más de 3,6 millones de pesos de aportes patronales.
La información fue publicada por el portar Mundo Gremial, que asegura que María Susana Giménez Aubert -tal el nombre completo de la diva- fue intimada a pagar 3.600.220 pesos en carácter de deuda por los aportes de su chofer, correspondientes a los últimos cinco años.
“La intimamos en los términos de la Ley 24.642 a realizar las Retenciones y Depósitos de Aportes Sindicales y la Contribución Solidaria a favor del Sindicato de Choferes Particulares”, empieza diciendo la carta documento enviada por el gremio a Susana, con fecha 28 de mayo de 2020. Luego detalla la cuenta en la que la diva debería hacer el depósito de la suma reclamada. Y, finalmente, aclara que esto representa “el 4% de la remuneración” que recibe Ahumada, trabajando para ella en “relación de dependencia”.
Según explicó horas más tarde el Secretario Adjunto del sindicato, Luis D’Angelo, en diálogo con Confrontados, por El Nueve, este reclamo lo inició el gremio “de oficio” y no por pedido de Ahumada. Pero dijo: “Susana está evadiendo los aportes de su chofer desde hace mucho tiempo. Nosotros le estamos reclamando los últimos cinco años, porque la ley argentina nos obliga a hacer este reclamo. Pero, en realidad, (la deuda) es anterior a esto”.
D’Angelo explicó que Giménez tiene a Ahumada “fuera del convenio” y que su remuneración es mucho mayor a la que figura en su recibo. “El sueldo de un chofer es de 25 mil pesos, inicial. Pero cuando se le agregan horas extras, capacitación, idiomas, cursos de seguridad y otros ítems que están en el convenio, el salario del trabajador es de 85 o 90 mil pesos”, detalló.
En definitiva, según el representante de los choferes, la diva estaría pagando aportes por 25 o 30 mil pesos, cuando debería pagarlos por 85 o 90 mil. “Quiere decir que no solamente evade el aporte sindical y el convencional, sino que también le evade al Estado”, señaló el gremialista.
Y luego agregó: “Marcelo Ahumada es una persona grande, en algún momento se tiene que jubilar. No falta mucho. Yo pregunto: ¿Con qué se va a jubilar? ¿Con el 70 por ciento de los 25 mil o de los 85 mil que tendría que tener de sueldo en blanco?”
D’ Angelo aseguró que esta proceso comenzó en el año 2015 y que desde el sindicato llevaron adelante una serie de medidas antes de llegar a esta instancia. “A Susana se la ha invitado a acogerse a la norma legal, que es el convenio colectivo de trabajo, y nunca vino ni ella, ni el abogado ni nadie”, explicó.
¿Por qué surgió el tema justo ahora? Según parece, por el repentino viaje de Susana a Uruguay en medio de la cuarentena obligatoria que rige en la Argentina. “Ahora resulta que se va del país. ¿Qué puede pensar el trabajador si el sindicato no hace nada en esta instancia? Nosotros tenemos que trabajar de oficio, porque tememos que ella se vaya y no quiera hacer estos aportes”, concluyó D’Angelo.
Cabe recordar que esta noticia llegó en un momento muy complicado para la diva, quien debió ser hospitalizada en la madrugada del viernes en el Sanatorio Cantegril, en Maldonado, luego de haber sufrido un accidente doméstico en su casa de Punta del Este. Y, aunque ya recibió el alta para volver a su domicilio después de haber sido sometida a un procedimiento de reducción de una luxación en el codo izquierdo, la realidad es que la difusión de este reclamo viene a completar una semana de lo más complicada para la diva.

Comentarios Facebook