Pablo Ventura, el joven al que acusaron los rugbiers: «Fue muy difícil, todavía no caigo»

Pablo Ventura, el joven que había sido detenido como sospechoso del crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell pero que anoche fue excarcelado por la Justicia provincial, aseguró que aún no puede creer la situación que vivió. “Todavía no caigo”, dijo en diálogo con C5N.

“Fue muy difícil”, sostuvo, al tiempo que añadió que al volver a Zárate se apoyará en su gente querida: “Mi familia, mis amigos, las personas que saben”, expresó.

Notablemente conmocionado, el joven dedicó una palabras a su mamá y su papá: “Tengo unos padres de hierro, les agradezco mucho”.

José María Ventura, su padre, expresó acerca de los 10 detenidos acusados del homicidio: “Estos chicos, cuando los allanan, no sabían que habían asesinado a una persona. Estoy seguro que fue así, y tiraron el nombre de Pablo Ventura. No tenían dimensión de lo que estaba pasando”. Además, aseguró que ante “cada pavada que hacían, lo tomaban como una joda y decían ‘fue Pablo Ventura’”.

“La Justicia actuó como corresponde. Se tomaron su tiempo y yo quería que se tomen su tiempo para que Pablo saliera totalmente limpio”, destacó el padre del joven liberado.

“Sentí una indignación total, fue eterno esto, pero ya pasó”, añadió el padre del joven de 21 años que pasó cuatro noches detenido.

Pablo Ventura será sometido a cuatro ruedas de reconocimiento que desarrollarán a partir de mañana y se extenderán la semana próxima, al igual que los otros diez imputados y detenidos en el marco de la causa.

Según los dispuso el juez de Garantías David Mancinelli, a pedido de la fiscal de la causa Verónica Zamboni, el joven deberá concurrir los días 23, 24, 27 y 28 de enero a las «diligencias de reconocimiento de ruedas de personas».

El joven había sido detenido en Zárate en el marco de la investigación por el homicidio ocurrido el sábado último frente al boliche Le Brique, imputado como «partícipe necesario» en el asesinato.

Comentarios Facebook