Policías de adorno

Los policías que controlan la intersección de las calles Trinidad González y Obispo Scozzina pareciera que están de adorno ya que los vehículos pasan ese semáforo en rojo a todas horas del día y ellos solo miran. No hay que olvidarse que allí ocurrió un accidente gravísimo que dejó sin una pierna a una mujer. Por lo menos que anoten la patente de los que infringen las normas.

Comentarios Facebook