Por el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, realizarán actividades de concientización

De cara al «Día Mundial de la Lucha contra el SIDA», este sábado 30 de noviembre, de 18 a 21 horas, en la plaza San Martín de la ciudad capital el Ministerio de Desarrollo Humano llevará a cabo variadas actividades como entrega de folletos y preservativos, asesoramiento, además de la realización de test rápidos.
En ese sentido, el doctor Julián Bibolini, jefe del Programa de ITS/VIH Hepatitis y SIDA de la provincia, expuso que «aprovechando el día instituido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprovechamos para intensificar aquello que se hace todos los días que es la prevención».
«Teniendo en cuenta este 1° de diciembre, vamos a hacer varias actividades de promoción y concientización en cada centro de salud y hospital tanto de capital como del interior, como entrega de folletería y preservativos, para visibilizar el problema, hablar sobre las medidas de prevención, entre otras acciones».
Informó que «vamos a estar también este sábado 30 en la plaza San Martín a partir de las 18 horas, ya que queremos llegar a la mayor cantidad de personas».
«La idea es no olvidarse de las enfermedades de transmisión sexual, entre las que está el VIH que en etapas más avanzadas puede causar la destrucción de las defensas de la persona y por lo tanto queda expuesta a infecciones de cualquier microorganismo o inclusive a las enfermedades oncológicas», advirtió.
Expuso el doctor Bibolini que «hay muchos pacientes que no desarrollan la enfermedad. Si se hace el diagnóstico temprano, comienzan el tratamiento oportuno y los pacientes quedan indetectables, lo cual significa que en la sangre no se encuentra el virus; no es que esté curado, pero en ese momento no va a contagiar a través de las relaciones sexuales».
«Sí no hay datos sobre otro tipo de transmisión, por ejemplo de la mamá hacia el bebé, lo que si bien disminuye puede haber contagio, aunque es muy ínfima la posibilidad en ese momento cuando está indetectable», aclaró.
Puso de relieve que «por eso es muy importante que las personas sepan que si se hacen el diagnóstico hoy y se encuentran asintomáticos hay posibilidades de que lleven una vida totalmente normal, que continúen como estaban hasta ahora, sólo que hay que agregar algunos controles periódicos y el medicamento».
En esa línea, cuando se le hizo notar que la enfermedad pasó de ser mortal a crónica, explicó que «de algo que era inevitable, un diagnóstico ominoso, de que todo paciente con ese diagnóstico iba a tener un final muy pronto, hoy en día el tratamiento es tan efectivo que permite hacer una vida absolutamente normal, por lo tanto se transformó una enfermedad crónica».

Preservativo

A su vez, el profesional hizo hincapié en la importancia del preservativo como principal medida para evitar las enfermedades de transmisión sexual, alertando sobre la disminución de su uso.
«Una de las explicaciones de la disminución del uso del preservativo es la pérdida del miedo a la enfermedad -consignó-. Hay mucha gente que conoce la situación, sabe que hay infecciones de transmisión sexual, entre ellas el VIH, que se pueden prevenir con el uso del preservativo y sin embargo no lo utilizan».
Pormenorizó que «después hay otro grupo que desconoce absolutamente, pero es más fácil llegar a ellos porque se les explica los riesgos y la mayoría comprende y lo utiliza», marcando que «el problema es aquel grupo de personas que a pesar de saber no usan el preservativo».
Detalló que en general se trata de adultos mayores que tienen más conciencia de que deberían utilizarlo y no lo hacen, entonces «ése es el rango que más le dificulta a uno poder llegar».

Fecha

El «Día Mundial de la Lucha contra el SIDA» se conmemora el 1° de diciembre de cada año y se dedica a dar a conocer los avances contra la pandemia de VIH/SIDA causada por la extensión de la infección del VIH.
Se conmemoró por primera vez el 1° de diciembre de 1988 y desde entonces el SIDA ha matado a más de 25 millones de personas en el planeta, lo que la hace una de las epidemias más destructivas registradas en la historia.
A pesar de que existe un mayor acceso y se ha mejorado el tratamiento antirretroviral y el cuidado médico en muchas regiones del mundo, la epidemia de SIDA costó 3,1 millones (entre 2,8 y 3,6 millones) de vidas sólo en 2005, de las cuales 0,57 millones eran niños.
El lema de este año es «las comunidades marcan la diferencia», ya que se apunta a reconocer el papel fundamental que las mismas han desempeñado y continúan llevando adelante en la respuesta al SIDA a nivel local, nacional e internacional.

Comentarios Facebook