Por orden del STJ, se reintegró a su cargo el concejal opositor Pablo López Pereyra

El Superior Tribunal de Justicia, dictó la semana pasada el fallo 12.143, por el cual hizo lugar al conflicto de poderes planteado por el Sr. Pablo López Pereyra contra el Concejo Deliberante de El Colorado, y ordenó que sea reincorporado inmediatamente al cuerpo deliberativo de esa ciudad; finalmente ayer y tras esperar 11 meses asumió a su cargo.
“A casi un año de espera pude jurar, fueron tiempos de lucha constante”, comenzó diciendo el concejal en comunicación con el Grupo de Medios TVO y recordó que “durante una sesión burda y grotesca desarrollada el 1 de diciembre de año pasado me sacaron de la banca; por fortuna el Superior Tribunal de Justicia y anteriormente el Procurador General fallaron a favor nuestro, nos dieron la razón absolutamente y declararon como insólita la decisión del HCD”.
Al ser consultado de cómo sigue todo ahora respondió: “la concejal que estaba anteriormente que usurpó la banca, que se pasó al oficialismo y se prestó a todo esto, se tiene que ir a su casa y tendrá que afrontar las demandas que le vamos a hacer por haber actuado como lo hizo, de manera ilegal, ocupando un lugar que no le corresponde y de mi punto de vista voy a proponer al honorable cuerpo que se declare nulo todo lo actuado, firmado y aprobado por ella”.
“Por suerte cuento con un equipo de abogados sólido que va a iniciar esta demanda y seguramente sabrá establecer cuáles son los requerimientos que le vamos a hacer a la Justicia; yo creo que la concejal que ocupó mi lugar tiene que devolver un año de sueldo mal habido”, aseveró.
Seguidamente, el edil dijo que, al intendente local, Mario Brignole “no le cayó nada bien lo que resolvió la Justicia” porque “esto no es solamente un triunfo desde el punto de vista jurídico, sino del punto de vista político. Nosotros le torcimos el brazo al Jefe Comunal que fue el protagonista principal de esta maniobra que quedará en la historia de nuestro pueblo y de la provincia de Formosa como un escándalo, atropello y como un intento de cercenar la voluntad popular”.
“Celebro que él -Brignole- no esté contento porque mi función en el Concejo Deliberante no es participar de un club de amigos, sino cumplir con el mandato que el pueblo me otorgó que es el de actuar como un legislador de la ciudad”, cerró diciendo, agregando que “con los vecinos festejamos que en Formosa se haya hecho justicia”.

Comentarios Facebook