Preocupante: la Comuna de San Hilario despidió a 40 trabajadores contratados

Unos 40 trabajadores contratados de la comuna de San Hilario fueron dados de baja y se encuentran «desesperados», puesto que el despido se da justamente en un momento que debido al aislamiento obligatorio no pueden realizar otras actividades para llevar el sustento a sus casas. Según se pudo saber la medida fue adoptada por el jefe comunal, Salvador Figueredo debido a la «grave situación» económica que atraviesa el país.
Empleados indicaron al Grupo de Medios TVO que «se trata de una noticia de la noche a la mañana, y ahora no sabemos qué hacer porque tampoco podemos hacer changas para solventar los gastos de la casa. Contábamos con ese ingreso, que, si bien no es mucho, era una ayuda».
«Estamos desesperados, somos 40 los empleados que nos quedamos sin trabajo y por consecuencia sin un ingreso económico seguro. Nuestro intendente no nos puede hacer esto, no buscó otras alternativas, ayudar desde otros puntos, sino que fue directo a hacernos a un lado con la excusa de la situación económica. Dijo que él se pone en nuestro lugar y que quiere que nos pongamos en el de él, pero son lugares distintos, a su familia no le va a faltar qué comer como a la nuestra, además a él se lo eligió para que gobierne y mejore la calidad de vida de las personas del pueblo no para que pida que nos pongamos en su lugar», dijo uno de los empleados.
Es importante decir que este medio accedió a un audio de WhatsApp donde el Intendente aclara a uno de los despedidos que «pronto le llegará el memorándum como corresponde. Yo los entiendo, no quiero estar en su lugar y tampoco quiero que ninguno esté en mi lugar porque para mí es muy doloroso haber tomado esta decisión. Ustedes tienen que saber que no es mi culpa, la economía está mal a nivel nacional, no somos el único municipio en esta situación, pero ustedes tienen que comprender mejor que nadie».
Cuando un empleado le preguntó por cómo iban a pagar sus cuentas en los comercios le respondió: «Las cuentas son tuyas, yo no te las dejé, no tengo la culpa de eso».
«Mi compromiso con ustedes es que si está situación mejora estaremos trabajando juntos nuevamente, no hay mal que dure cien años. No hay que afligirse yo les doy un mensaje esperanzador», cerró Figueredo.
Vale aclarar que si bien el despido fue ejecutado y los empleados contratados firmaron «la baja» en una planilla, no se les entregó ningún tipo de escrito donde conste la medida adoptada.

Respuesta de ATE

Ante lo suscitado, el secretario adjunto de ATE, Carlos Villasanti confió que «se trata de una acción que se reitera en varias comunas del interior provincial, donde ya se han tomado medidas judiciales al respecto».
En relación a San Hilario detalló: «estamos comunicándonos con nuestros delegados para que nos informen el panorama, ya que había dos versiones al respecto, pero luego tomaremos cartas en el asunto».

Comentarios Facebook