Producción

Nada es barato en las góndolas de los supermercados de Argentina pero lamentablemente el productor que es quien más sufre debe regalar su producción. Es triste ver por ejemplo que el consumidor final pague por una docena de banana $60, siendo que al productor le pagaron menos de la mitad de ese valor.

Comentarios Facebook