Próvolo: el Vaticano aún no expulsará a los dos curas condenados por abuso sexual

La Justicia argentina condenó este lunes a 45 y 42 años de prisión a los sacerdotes Nicola Corradi y Horacio Corbacho, denunciados por abusos sexuales a chicos sordos e hipoacúsicos que asistían al Instituto Antonio Próvolo. Sin embargo, el veredicto que se dio a conocer durante la tarde no basta para que la Iglesia avance en el proceso canónico contra los implicados. Para eso, será necesaria una sentencia definitiva en un juicio eclesiástico contra los curas, que actualmente está en curso en el Vaticano.

Según pudo saber TN.com.ar, el protocolo de la Santa Sede se realiza de manera disociada de los procesos que se siguen en el ámbito judicial argentino. De esta forma, las acciones que la Iglesia tome con respecto a Corradi y Corbacho, que podrían incluir su expulsión del sacerdocio, quedarán supeditadas al resultado de dicha investigación.

Al respecto, desde la Congregación para la Doctrina de la Fe -el organismo de la Iglesia que se ocupa de delitos de esta envergadura- alegaron dificultades en el desarrollo del proceso debido a la falta de acceso a la información necesaria.

«No hemos podido proceder en el proceso canónico porque nunca tuvimos más información que la de los medios, ya que las autoridades judiciales argentinas no nos dieron acceso a las actas y pruebas del proceso civil», indicó una fuente del dicasterio a La Nación, y agregó: «Por eso esperábamos el fallo y hay expectación en que termine en forma definitiva el proceso civil allá para poder disponer de las actas, valorar los hechos e imponer la pena canónica correspondiente».

El veredicto de la Justicia Argentina
En un fallo histórico, los jueces del Tribunal Penal Colegiado, Carlos Díaz, Mauricio Juan y Aníbal Crivelli, condenaron a Corradi y Corbacho a 45 y 42 años de prisión respectivamente por los delitos de abuso sexual y corrupción de menores.

Los sacerdotes fueron investigados por 28 casos de abuso a partir de una serie de denuncias que salieron a la luz en noviembre de 2016. Durante el procesos también se juzgó por los mismos hechos a Armando Gómez, un exempleado de la institución, sentenciado a 18 años de cárcel.

En la misma causa, el exmonaguillo Jorge Bordón ya fue condenado a 10 años de prisión en septiembre del año pasado en juicio abreviado, luego de que el condenado reconociera la culpabilidad y autoría de los 11 episodios -también de abuso y corrupción- por los que estaba imputado.

Comentarios Facebook