Puesteros preocupados porque bajaron las ventas en el Mercado Frutihortícola

Son muchas las actividades que a causa de la pandemia de coronavirus y por la que se decretó una cuarentena que todavía continúa, que se vieron afectadas y a las que les está costando remontar, más aún si de ventas se trata. Eso sucede por ejemplo en el Mercado Frutihortícola donde aseguraron que desde que se registraron casos positivos de coronavirus en Formosa, hay poca asistencia de clientes y por ende bajaron las ventas, lo que complica mucho la situación de los puesteros más que nada debido a que las frutas y verduras tienen un plazo de tiempo para ser vendidas porque de lo contrario se descomponen y solo trabajan a pérdida.
En ese marco, una mujer que alquila un puesto en el lugar señaló que “no se vende nada directamente a comparación de cuando empezó la pandemia que se vendía bien, ahora no, empezaron a surgir los nuevos casos y se frenó mucho la cantidad de gente que venía, solo un 20 o 30% de personas viene cuando antes teníamos un 100% de clientes”.
Expuso que esta situación los obliga a stockearse menos, más que nada porque las frutas y verduras se descomponen rápido. “Tenemos que comprar poco porque no está para gastar mucha plata en algo que no va a durar mucho, es una situación difícil por la que pasamos”, lamentó.
Asimismo detalló que “nosotros contamos con todos los permisos de circulación que siempre actualizamos, no tenemos ningún problema para circular porque tenemos un permiso del Mercado”.
En cuanto a los precios, contó que “el tomate está por subir, pero eso es normal, todos los años en invierno pasa esto, ahora la caja vale 600 pesos, la semana pasada estaba a $1200 el tomate más feo, el más lindo estaba 1500 pesos el cajón y podría llegar a ese precio otra vez, eso es muy posible, el tomate y el morrón rojo son verduras que aumentan en esta temporada de invierno porque son productos estacionales, lo mismo con las frutillas que están a 500 pesos el kilo, es una cuestión estacional”.
“La gente viene menos a comprar, se nota mucho eso y más que nada también por el frío, se están cuidando mucho y hay días donde recaudamos muy poco por este tema encima todo está caro, los cajones de verduras no bajan ninguno de los 600 pesos y cuesta mucho comprar y que después no se venda. Ojalá esto pase pronto y podamos trabajar como antes o sino muchos vamos a tener que dedicarnos a otra cosa porque esto ya no tiene más salida”, aseveró otro puestero del lugar.

Comentarios Facebook