Quedó suspendido el juicio oral y público que se iba a realizar hoy por la muerte de Yoli Corbalán

El juicio oral y público por la muerte de «Yoli» Corbalán, odontóloga formoseña que falleció el 20 de noviembre del 2013 luego de someterse a una intervención quirúrgica para realizarse una lipoaspiración, iba a realizarse hoy a las 8:30 horas pero quedó suspendido luego de una presentación que realizó la defensa de uno de los médicos involucrados en el hecho.
En ese marco Claudia Corbalán, abogada y hermana de la fallecida, en diálogo con el Grupo de Medios TVO habló al respecto.
«Lamentablemente a pocas horas de realizarse el juicio que se programó después de 6 años de una espera perseverante para llegar a la concreción, fue suspendido porque la defensa oficial de la imputada realizó una presentación ante la Excelentísima Cámara Segunda en lo Criminal solicitando la suspensión del juicio y planteando la incompetencia del tribunal para juzgar a su defendida y quienes se encuentran imputados en la causa por el homicidio de Yoli», dijo.
Asimismo recordó que su hermana «falleció a consecuencia de la ausencia total de escrúpulos, soy cuidadosa y responsable de lo que afirmo porque el organismo provincial que es el Ministerio de Desarrollo Humano determinó de oficio que el lugar no se encontraba habilitado ni para realizar ese tipo de cirugías a la cual se sometió Yoli que era una lipoaspiración como tampoco ningún tipo de cirugía, el lugar se encontraba al margen del contralor, de la autoridad administrativa», aseveró.
En ese marco recordó la fatídica jornada de la que Yoli jamás salió. «Ella ingresó a las 8 de la mañana a internarse y a las 10:20 horas aproximadamente los médicos le comunican que recién habían llegado, que iniciarían la cirugía que había sido programada en un principio para las 9 de la mañana según fue escrito de puño y letra por la doctora en el recetario que le había entregado a Yoli unos días antes cuando le canceló la cirugía que había solicitado le realice. A partir del momento en el cual ingresa a quirófano se produce según los médicos una descompensación finalizando la cirugía a las 11:35 horas, a partir de esa descompensación ellos afirman que realizaron maniobras de reanimación, se había descompensado, según los profesionales había tenido una bradicardia y supuestamente la inducen a un coma farmacológico, dos horas después recién logran derivarla a la unidad de terapia intensiva de un sanatorio porque no tenían convenio con ningún tipo de empresa que realizara servicios de traslado de pacientes, operaron en un lugar que no estaba habilitado, que no tenía unidad de terapia intensiva y que tampoco tenía un contrato de servicio de traslado, en el sanatorio permaneció dos horas, luego de ese tiempo mi familia decidió el traslado al Hospital de Alta Complejidad, Yoli ingresa a las 16:20 horas y el primer diagnóstico fue desforramiento de surco, daño cerebral severo, comenzó en ese momento, desde el 7 de noviembre hasta el 20 de noviembre un dramático recorrido que finalizó en la muerte encefálica de ella», relató.
En ese sentido Claudia aseguró que noviembre es un mes sensible para la familia debido a todo lo ocurrido y a la peregrinación en busca de justicia. «Sucedieron en estos 6 años demasiadas situaciones irregulares, en un primer momento durante la instrucción con un juez que fue apartado, denunciado por mal desempeñado de sus funciones que luego fue beneficiado con una jubilación, es una causa que tuvo un derrotero de sucesivas dilaciones y cuando finalmente fue elevado a juicio en el año 2017 y citados a juicios en el 2018, nuevamente complicándose para que suceda y realice concretamente el juicio oral y público con una presentación dilatoria de la defensa de la médica involucrada, de la primer dilación fue haber pedido la suspensión del juicio a prueba y ahora la suspensión del juicio oral y público».
Al ser consultada sobre porqué cree que se suspende el juicio, explicó que «el convencimiento personal, a título personal es porque indefectiblemente estos médicos no quieren ser juzgados ante un tribunal, no quieren brindar las explicaciones del caso y permitir que se esclarezca, es una situación que ellos o en particular la médica que es quien hizo esta última presentación, se encuentra en la tarea de evitar por todos los medios ser juzgada por un tribunal, entonces a raíz de esta nueva presentación ocurre eso. Sí tengo que enfatizar que la jueza que actuaría como presidente de este tribunal, entiendo que para evitar un futuro posible pedido de nulidad de la defensa, procedió a la suspensión para correr vista a las partes; al Ministerio Público, a la defensa y a mí».
En cuanto a cuándo será finalmente el juicio por la muerte de su hermana, recalcó que «en principio debe resolverse este pedido, las partes debemos formular nuestras presentaciones fundadamente a los fines de compartir o no el criterio que lleve la defensa de la doctora, ellos consideran que como el hecho de la cirugía se concretó un 7 de noviembre de 2013, debería ser competente la Cámara Primera, la situación es que concretamente el hecho que se endilga que es homicidio, ocurre el 20 de noviembre por lo tanto en particular considero que la Corte pese a que tiene hasta el momento la Cámara Segunda debe continuar. Por otra parte, desde el punto de vista técnico que establece el Código del Procedimiento Penal expresa que las excepciones durante el debate, deben ser puestas al momento en que son citados a juicio, la citación a juicio ocurrió ya hace un año, este año fuimos notificados de cuál iba a ser la integración del tribunal, las partes ofrecimos las pruebas y en consecuencia a veces temporánea a la presentación que realiza la defensa de la doctora, entonces en función de lo que establece el Código de Procedimiento Penal que es el momento que eligió para pedir la suspensión y plantear la incompetencia del tribunal ya pasó, pero entiendo que con buen criterio y para evitar un futuro planteo de nulidad, la Cámara Segunda decidió correr vista a las partes y por otro lado porque este tipo de cuestiones y planteos así lo amerita».
«En su momento cuando a la médica se le dictó el auto de procesamiento, que luego confirmó la Cámara Primera que tenía un grado de apelación, no pudo la doctora conseguir que se revea esa situación procesal planteando un recurso extraordinario que también en su momento fue absolutamente improcedente porque los recursos extraordinarios proceden contra las sentencias, no contra las resoluciones que no pone fin al litigio, una vez más mediante una acción dilatoria, y absolutamente improcedente logran concretar la suspensión de un juicio por un hecho que se encuentra por las pruebas producidas en la causa, absolutamente acreditado», finalizó.

Comentarios Facebook