Quién pudiera

Mientras los argentinos laburantes trabajamos toda una vida soñando con tener una casa donde vivir dignamente, muchos “nuevos” ricos construyen con una facilidad admirable y a gran escala. Cualquiera puede levantarse un castillo con la plata del pueblo. Sean dignos por favor, da asco ver cómo derrochan dinero mientras la gente se muere de hambre.

Comentarios Facebook