“Quiero una pelea a nivel internacional, es mi motivación para seguir adelante”

El boxeador formoseño Junior Zárate, campeón argentino de la división mosca detalla cómo pasa estos días de cuarentena y lo que se viene post pandemia para el en el mundo del boxeo.
“Estoy en Florencio Varela. Estoy activo en la parte física, saltando la soga, manteniéndonos en peso y esperando que pase esto para volver a competir. Me encuentro con mi familia, hace poco cumplí con mi esposa 7 años de casados, tengo a mi nena de 4 años, tengo mi familia compuesta gracias a dios. Soy responsable de esto, como también de mi carrera como boxeador profesional, por eso trato de cuidarme y mantenerme. Espero poder este año tener una pelea a nivel internacional, es mi motivación para seguir adelante con esto. Es complicado, los gimnasios están cerrados y no hay peleas a la vista. Uno tiene que seguir con fe, que vamos a mejorar y salir de ésta. A mi se me complica de lo económico, tengo que sustentar a mi familia, soy campeón argentino y mi carrera va muy de a poco. Cuesta, es mi deseo seguir trabajando en lo mío y por eso le doy con ganas todos los días, a pesar de lo que pase” expresó Junior.
Con respecto al entrenamiento en épocas de Covid-19, Zarate dijo: “Tenemos un grupo donde me mandan la parte física. Todo lo que el entrenador me manda yo lo hago, y a la tarde me pongo de acuerdo con mi hermano que juega a la pelota y nos ayudamos mutuamente. Guanteo, hago manoplas, él me ayuda a mí y yo a él, mantenemos las ilusiones intactas de que él llegue a jugar en primera y yo ser campeón del mundo”.
Sobre sus otros trabajos y el paso al profesionalismo, el de Formosa contó: “Hay veces que me toca hacer algunos trabajitos de lo que sea y después salir corriendo al gimnasio para mantener el estado físico y estar en condiciones si sale alguna pelea. Cuesta pelear en los dos frentes, uno con el sueño, el deseo y la competencia que tiene con el boxeo, y la otra la familia y sustentar los gastos. Es una lucha, uno se levanta con esperanza y con fé, esperamos que con la ayuda de dios todo se acomode. Cuando te levantan el brazo como ganador todo vale la pena, hay un sacrificio detrás de todo esto. Ser profesional es un cambio radical porque los golpes se sienten más, son más fuertes. Se juegan cosas más serias, no había que perder y hay que estar preparado al 100% para cada pelea. En el boxeo hay que descansar bien, no sólo entrenar. Antes viajaba mucho y eso me cansaba, ahora en Varela estoy más tranquilo y me siento mejor”.
Para cerrar y con respecto a la pelea que se suspendió el 29 de Febrero con Agustín Gauto, el “Demonio” expresó: “Me avisaron 1 mes antes y nos estábamos preparando a pesar que veníamos medio pesaditos, pero estaba a full con la técnica y el físico de cara a esa pelea. En un guanteo tuve una lesión en el hombro y no me quise arriesgar, él viene bien y está a punto de disputar un título del mundo y yo vengo unos pasitos atrás, no quise arriesgar pensando en mi objetivo de salir a pelear afuera”.
Fuente: Cerca del Ring.

Comentarios Facebook