Resumiendo la semana: Puro humo nomás

Una semana de puro humo, no por las noticias falsas, las teorías conspirativas, los anuncios sin contenidos o las promesas aún incumplidas, lo fue en el sentido literal porque siempre es más fácil mantener prácticas del medioevo que seguir recomendaciones científicas.


Mientras nos inundaba la paranoia del coronavirus y los casos falsos de gente enferma, otras que quizá lo están, inundaron la ciudad de humo enfermando a otras que no lo estaban. Así sin barbijos, alcohol en gel, repelentes ni cordura, miles de formoseños se sentían sin aire y con los ojos rojos y no precisamente porque River quedó segundo.

A modo de prevención se suspendieron los espectáculos públicos, se limitó el ingreso de personas en algunas oficinas nacionales y se prohibió el uso de ascensores, tan sólo para que después nos abracemos y tomemos un rico tereré paliador del intenso calor de esta semana. Casi ya nos olvidamos de los más de 300 casos de dengue y de seguir limpiando nuestras casas.

Aunque no todo fue coronavirus. Esta semana se aprobó un 30% de incremento en los impuestos municipales, luego de aprobar sanciones más duras para los que quemen basura o pastizales. Deberían haberlo extendido para quienes queman nuestra economía con los aumentos diarios en las mercaderías, ya que ese 2% del INDEC hace dudar bastante.

Fueron días trágicos, muchos formoseños perdieron la vida, por decisión propia, por una enfermedad o por algún descerebrado violento. Otros la están perdiendo lentamente por una justicia que sigue sin encontrar el norte, por ahí culpa del humo.

En tiempos de paranoia, histéria, o el nombre que le quiera poner, el moral se encuentra arrinconado. Disfrute de su familia,


¡Buen fin de semana!

Por Nathaniel Cáceres

Comentarios Facebook