Resumiendo la semana: La grieta, más viva que nunca

Terminó el mes de octubre y con él se terminaron 6 meses de campaña, se terminaron las promesas y se terminaron los congelamientos de precios, elevando la térmica muy por encima de las altas temperaturas que tuvimos esta semana. Ganó Alberto, perdió Macri y revivió la grieta.


El domingo pasado los argentinos decidimos el futuro de los próximos 4 años venideros. Ganaron los “Fernández” y se terminó el “cambio”, abriendo una nueva etapa en donde la famosa grieta re vivió y está más activa que nunca. Los “choripaneros y kukas” vuelven por todo, mientras que los “globertos y gorilas” perdieron como la guerra, ambos bandos parecen no comprender que Alberto va a necesitar de “todos” y que el “cambio” de Mauricio se convierte en la primera fuerza del Congreso. Así es como lo único que volvió fue la grieta entre “peronia” y “chetoslovakia”, al menos en las redes en donde se destila un odio profundo entre antagonismos.


Pero la verdadera grieta, la que realmente le importa al común de la gente, volvió, pero a agrandarse. Las petroleras nos embocaron un nuevo aumento para que no olvidemos donde vivimos. La carne aumentó un 10% y aleja el deseo de volver a comer asado todos los domingos. Las telefonías tampoco se quedaron atrás e imitaron a las verduras y a los comestibles, a salir del túnel del “mantener los precios”. Chau precios congelados y adiós a comprar dólares libremente, esta ultima una muy mala noticia para los asalariados formoseños (que corrían mes a mes al banco para tener su “ahorros verdes”).


Así la grieta entre sueldo y “costo de vida” se agranda más y más, mes a mes.


Mientras Victoria Donda quiere reemplazar a la Policía Federal y la mitad de la sociedad “doble moral” se indignaba con la discriminación de Braian, la inseguridad cruzaba todos los límites en Formosa.

Al dueño de un PagoFácil le pegaron cuatro tiros (uno de ellos le dio en la pierna) en un supuesto intento de robo en pleno centro de la ciudad. Los robos de motos y celulares ya se convirtieron en algo tan cotidiano como la falta de agua en algunos barrios cuando hace mucho calor.


En la última semana de octubre, también quedo demostrado que la victoria del peronismo no es garantía de que todo se solucione mágicamente. “Barrios de Pie” protestó en todo el país pidiendo que se aplique la ley de Emergencia Alimentaria, esa ley que recorrió la boca de toda la clase política que hasta ahora no hizo nada por el hambre de la gente.

Con una frase digna de estampar, “la pobreza no tiene bandera política”, el reclamo también se hizo en la ciudad. Tan solo un día después, otra frase sonó fuerte, “no se sabe nada”, decían los cientos de formoseños que fueron hasta el ministerio de Trabajo de la Nación a averiguar si cobraban los 5 mil pesos.


Obviamente, pasaron muchas cosas más durante esta semana Todas ellas demostrando la existencia de una grieta distinta, pero grieta que todavía sigue y que en algunos casos revivió.


Que tenga un buen fin de semana, disfrute de su familia.

Por Nathaniel Cáceres.

Comentarios Facebook