Retienen a menor y recuperan un celular sustraído de un comercio

Tras un allanamiento en el barrio República Argentina de esta ciudad, además de la retención del menor se secuestró prendas de vestir, una motocicleta utilizada para huir del lugar y se recuperó el celular sustraído.
Del hecho se tomó conocimiento el lunes último a las 20 horas, cuando la propietaria de un local comercial ubicado en el Barrio Eva Perón solicitó presencia policial por la sustracción de su teléfono celular marca LG color negro, expresando que un cliente aprovechando el descuido de los empleados, se apoderó ilegítimamente del bien y se retiró, acudiendo posteriormente a radicar la denuncia del caso.
Inmediatamente los efectivos de la Comisaría Quinta “Subcomisario Eber Miguel Falcón”, se abocaron a la investigación con la finalidad de aprehender al sujeto y recuperar el bien denunciado como sustraído.
En el marco de la investigación, observaron las captaciones fílmicas de las cámaras de seguridad que se encuentran en el sector, dialogaron con vecinos y ocasionales transeúntes, tarea que les permitió establecer la identidad del joven y el domicilio. Todos los datos obtenidos fueron puestos a disposición del juez de Instrucción y Correccional en turno, quien evaluó las pruebas y otorgó la orden de allanamiento para un inmueble del Barrio República Argentina de esta ciudad.

Orden de requisa

Con la orden de requisa domiciliaria este martes en horas de la mañana los investigadores conjuntamente con efectivos de las distintas dependencias policiales que integran la Delegación de la Unidad Regional Uno Distrito Cinco, contándose con la colaboración de una sección del Destacamento Desplazamiento Rápido (DDR), llevaron adelante el mandamiento judicial.
Como resultado se retuvo a un menor de 17 años sindicado como presunto autor del ilícito, se secuestraron prendas de vestir que coinciden con la ropa que utilizó la persona que se apoderó del celular en el comercio. Además, se secuestró una motocicleta Honda Wave que fue utilizada para huir.
Tanto el menor retenido como los efectos secuestrados fueron conducidos a la Comisaría, donde se continuó con las diligencias procesales. Momentos después, la progenitora del menor acudió a la Comisaría y entregó voluntariamente un teléfono celular LG K9 negro que coincide con las características del que fue denunciado por la damnificada, procediéndose al secuestro en presencia de testigos. El aparato fue reconocido por la damnificada como suyo.
Una vez finiquitadas las diligencias, el menor fue entregado a su progenitora en carácter de guarda tutelar, mientras que los bienes secuestrados quedaron a disposición de la magistratura interviniente.

Comentarios Facebook