Ricardo Buryaile propuso medidas paliativas para ayudar las micro y pequeñas empresas locales

El diputado Nacional, Ricardo Buryaile, presentó junto a 25 compañeros de bancada un proyecto de resolución para que el Gobierno nacional adopte un conjunto de medidas para proveer soluciones paliativas a favor de las micro y pequeñas empresas de la provincia de Formosa.
“Formosa se encuentra en Fase 1 nuevamente hasta el 6 de junio, lo cual significa que los comercios no esenciales únicamente no pueden trabajar bajo ninguna modalidad”, comentó el Diputado, y añadió que “la Fase 1 se sigue extendiendo sin que se avizore un horizonte de cambio”. Buryaile, asegura que la situación de los comerciantes es “desesperante” al punto de que algunos comercios han organizado una protesta colgando maniquíes con una “soga al cuello” en la puerta de los locales.

Conjunto de medidas

Ante esta realidad, lo que se propone con el proyecto es que el Gobierno nacional instrumente:
Un bono fiscal del 100% de las contribuciones patronales devengadas sobre los salarios de julio a diciembre de 2021 inclusive.
Inclusión automática de los trabajadores en relación de dependencia dentro del denominado Programa de Recuperación Productiva II (REPRO II).
La eximición total del impuesto a los débitos y créditos bancarios entre el período julio y diciembre del 2021.
Eximición y de las retenciones, percepciones y anticipos que puedan ser pasibles por impuestos nacionales.
Reapertura de la moratoria impositiva y previsional con las obligaciones devengadas al 31 de julio de 2021.
Asistencia financiera mediante el subsidio de tasas, en la banca oficial y privada, de manera tal que no supere el 24% anual.
En el actual contexto provocado por la pandemia COVID-19 en todo el país se vienen implementando diversas medidas para la prevención y protección de la vida y la salud de la población. Esas medidas han incluido restricciones de diversa magnitud a la actividad económica no esencial, “particularmente, en el caso de Formosa, la provincia que vivió la Fase 1 más prolongada del país, la actividad económica no esencial ha estado frenada casi la totalidad del año 2020 y gran parte de lo que va del 2021”, cuestionó Buryaile con preocupación. “Este duro escenario llevó al cierre de muchos comercios a lo largo y a lo ancho del territorio nacional”, agregó.
Según las estadísticas que legislador nacional provee, en Formosa alrededor del 60% de los comercios no esenciales han cerrado sus puertas en lo que va de la pandemia y el 40% restante que aún sobrevive, lo está haciendo al borde del abismo. “El 95% de los comerciantes tiene deudas comerciales y bancarias que no pueden cubrir”, asintió.
Buryaile, sostiene que, si bien a principios de mayo el gobierno de Formosa anunció un paquete de medidas de alivio para contener a los trabajadores y a las Pymes, “esas medidas no son suficientes para un sector sumido en una crisis tan profunda”, comentó.
Para el Diputado, salud y economía pueden y deben conciliarse, a fin de asegurar no sólo la vida y el futuro de los habitantes del país. “Lo importante que es el cumplimiento de los protocolos y las medidas de prevención, a fin de proteger la salud de todos”, concluyó.

Comentarios Facebook