Ricardo Bussi: «No conozco casos de mujeres asesinadas por el hecho de ser mujer»

La provincia de Tucumán es la única que no adhirió a la Ley Micaela, que busca capacitar a los tres poderes del Estado en la temática de género y violencia contra las mujeres sansionada en diciembre de 2019. Ahora, un grupo de legisladores, entre los que está Ricardo Bussi, presidente del Bloque de Fuerza Republicana e hijo del Eduardo Bussi -condenado a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad- presentaron un proyecto alternativo.

Los legisladores plantean aprobar una ley propia que no esté atravesada por «ideología feminista». En diálogo con FM Futurock este miércoles dijo “queremos combatir la violencia contra la mujer con una ley propia, no con tinte ideológico como la ley Micaela que está abordada desde el punto de vista feminista y queremos que sea una ley escéptica”.

Además, aseguró que se opone a la Ley Micaela porque no conoce «casos de mujeres asesinadas por el hecho de ser mujer. Conozco hombres que han asesinado mujeres por celos, por envidia, por depresión, por drogas pero n o por el hecho de ser mujer» y opinó que el hombre y la mujer «no son iguales, son complementarios».

Definió además al feminismo como “una moda que nació hace seis años. Una ideología que explica la realidad actual desde una perspectiva sesgada y parcial y que concibe la violencia desde un supuesto patriarcado y una supuesta superioridad del hombre sobre la mujer.Creemos que esto no es así”.

En tal sentido, aclaró que el proyecto alternativo a la ley Micaela repudian la violencia “como un acto propio de la humanidad” y no desde “una sola perspectiva, como el feminismo”. Aseguró que «la igualdad de derechos tiene que ser desde el punto de vista penal, no una mirada particular, sin ideología, sin ningún ismo. Hay una igualdad de derechos de la sociedad, somos todos iguales ante la ley, dejemos de forzar la interpretación”.

Además, dijo desconocer el caso Belén, que ocurrió en su provincia y tuvo gran repercusión. Se trata de una joven que estuvo presa casi tres años tras ser condenada a ocho años de prisión, acusada de haber asesinado a su bebé luego de tener un aborto espontáneo.

La Ley Micaela lleva ese nombre en memoria de Micaela García, la joven de 21 años de Gualeguay que fue violada y asesinada luego de salir de un boliche el 1 de abril de 2017. Uno de sus femicidas había recibido la libertad condicional por un juez pese a que había violado a dos chicas.

Comentarios Facebook