Ricardo Darín y el momento de los artistas en pandemia: “Tenemos derecho a quejarnos, pero en una situación tan caótica suena un poco caprichoso levantar la voz”

El reconocido actor se refirió al estado del sector artístico en medio de las restricciones que no permiten abrir salas de teatro y de cine. Y reveló que participó de una reunión con la Ciudad para saber qué pasará en el futuro
Ricardo Darín habló de la complicada situación que atraviesan los actores debido a la pandemia. “Es realmente muy problemático. Desde el año pasado se han intentado encontrar salidas posibles y se están en permanentemente en conversaciones y debates para ver cómo se puede encarar estas discusiones, pero todavía no se encuentra una salida que sea mínimamente lógica”, reconoció el consagrado actor.
“Hay muchas familias, no solamente los actores, todo lo que es la parte técnica todo lo que es la parte estructural, el teatro alternativo, el teatro off porque mucha gente depende de eso”, disparó Darín que se mostró estar en desacuerdo con las últimas restricciones que interpuso el ejecutivo nacional. “Se ha demostrado que el nivel o el índice de contagio es menor en las salas teatrales”, manifestó.
“Es el lugar donde uno muy seriamente puede tomar los protocolos. A pesar de que es bajo techo es un lugar donde se pueden tomar medidas muy serias y había quedado demostrado. Lo que pasa es que no están dispuestos a ser la excepción. Yo sé que están permanentemente discutiendo”, señaló Ricardo Darín en diálogo con el ciclo radial Tres Hemisferios (Radio Rivadavia AM630)
“Hace poco hubo una reunión del sector con gente de Cultura de la Ciudad porque estamos preocupados y no es un capricho, pero se están buscando las alternativas. Creo que dentro de poco se van a empezar a encontrar salidas posibles porque la gente ya no da más. Esto hay que entenderlo porque es la liberación del alma, de la cabeza y del espíritu para el espectador”, reveló Ricardo en la charla.
Consultado sobre cómo ve la situación en el mundo, el actor se refirió a lo que pasa en España. “En estos momentos, los teatros están funcionando está bien pero la situación es diferente: nosotros estamos entrando en el invierno y ellos están entrando en el verano. En una sala en Madrid se experimentó dejar dos o tres butacas y, además, los protocolos de seguridad si les funciona”, destacó.
El protagonista de El secretos de sus ojos, dijo que durante la pandemia se instaló en su casa. “No significa que trabaje menos, trabajo más pero no cobró”, bromeó. Sin embargo, actualmente trabaja junto a Germán Palacios en una nueva versión de Art. “Ensayamos por zoom, por teléfono y en algún momento tuvimos la posibilidad de hacer algunos ensayos presenciales y nos fue muy bien, pero seguimos esperando el momento para continuar”.
Darín también se refirió a cómo será el regreso a los escenarios después del paso del coronavirus. “Yo sé que muchos han intentado con el streaming pero eso ya responde más a una cuestión económica. Lo del teatro es irremplazable, esa reunión que se produce bajo el mismo techo entre todas esas personas no tiene mucha reemplazo posible y eso es lo que más extraño”, sentenció.
“¿Aprendiste algo de vos en esta cuarentena?”, le preguntaron a Ricardo. “Si, muchísimo. Básicamente aprendí a se un poco más atento, generoso, a ponerme en funcionamiento con un poco más de rapidez. Los tipos normalmente que vivimos en un clima familiar durante mucho tiempo creíamos que si trabajamos en la calle o fuera de la casa con eso estábamos cubierto y eso es un error. El trabajo domestico es muy duro para la mujer y tiene poco reconocimiento. De eso aprendí”, respondió. “Más que nunca nos hemos dado cuenta lo que significa tener un kilo de naranjas o un kilo de azúcar en tu casa”, agregó.
Por último, a pesar del critico momento del sector reflexionó: “Tenemos derecho a patalear y a quejarnos como cualquier otro, pero en una situación tan caótica en términos generales para todos los rubros, suena un poco caprichoso levantar la voz. Hay rubros como el gastronómico o los docentes e infinidades de sectores que la están pasando muy mal y ni hablar de la gente de la salud que no tienen vacaciones ni respiro. Decir vacaciones parece una excentricidad y cuando digo respiro me refiero al descanso que hace mucho tiempo que no lo tienen y estamos en manos de ellos”.
“Yo estoy muy dolorido por el horror de la cantidad de gente que hemos perdido. Me duele mucho la gente que no ha tomado conciencia de que salimos todos juntos de esto porque no se sale solo. Ves actitudes de la gente que decís ‘que más necesitas para darte cuenta’. Si no te toca pareciera que no te das cuenta”, lamentó.

Comentarios Facebook