Rusia levanta su cuarentena para salvar su economía

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció ayer en un mensaje a la nación que desde hoy finalizará el periodo de desempleo pagado, vigente desde finales de marzo para frenar la propagación del coronavirus, dando señal de una salida «paso a paso» de la cuarentena en todo el país.

Durante el periodo no laborable en Rusia, las empresas y los sectores industriales no esenciales tuvieron prohibidas sus actividades y sus trabajadores estuvieron obligados a quedarse en casa mientras se garantizó el cobro de los salarios.

«A partir de mañana, 12 de mayo, el periodo no laborable termina en todo el país y para todos los sectores de la economía», anunció Putin, en su sexto discurso a la nación sobre la pandemia del coronavirus.

«La batalla contra la epidemia no terminó. Su amenaza continúa incluso en los territorios en los que la situación es relativamente segura», afirmó.

El presidente de Rusia ordenó al Gobierno y al grupo responsable de la gestión de la pandemia que elabore un plan para retirar de forma gradual las restricciones impuestas por el coronavirus en las diferentes regiones rusas, informó la agencia Europa Press.

También emplazó al Ejecutivo ruso a «poner en marcha un plan de acción y recuperación económica» que deberá estar listo para el 1 de junio.

«Siempre que sea posible, deben crearse las condiciones para la reanudación de la actividad en los sectores básicos de la economía e Rusia: la construcción, industria, agricultura, telecomunicaciones, energía, extracción de materias primas», indicó Putin.

También anunció una serie de medidas de ayuda financiera a familias y empresas, sobre todo a las últimas mediante exenciones fiscales.

El anuncio de Putin llega en un momento especialmente delicado para Rusia, que es ya el tercer país más afectado por el coronavirus y que lleva ocho días seguidos sumando más de 10.000 casos diarios. El último balance asciende a más de 221.000 personas contagiadas y 2.009 víctimas mortales.

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, dijo la semana pasada que, según las estimaciones, la cifra real de contagiados en la capital rusa podría superar los 300.000 casos.

Sobianin señaló que las empresas podrían volver a abrir a partir de este martes aunque decidió mantener el encierro en Moscú hasta el 31 de mayo con la obligación de que todos los ciudadanos lleven barbijos y guantes.

Comentarios Facebook