Saltó el dólar y riesgo país, se hundieron acciones y bonos

Ocurre en medio de una creciente incertidumbre financiera y política acentuada por la lectura negativa que dejó la reunión del FMI con el espacio opositor Frente de Todos, ganador en las PASO.


Las ventas fueron generalizadas entre los bonos y las acciones, mientras que se aceleró la huída al dólar, lo que impulsó su cotización, pese a una fuerte inyección de fondos por parte del Banco Central (BCRA), en momentos en que el riesgo país alcanzaba un nuevo máximo en casi 11 años.


El S&PMerval caía un 4,1%; los ADRs argentinos perdían hasta 9,4% en Wall Street; los títulos en dólares se desplomaban hasta 14,5%; mientras que el dólar saltó 2,5% a $58,66 en la plaza minorista, y el riesgo país se disparaba 9,4% a 1.986 puntos.


«El mercado estuvo desbordado y todo fue vendedor. Cayeron la deuda y la Bolsa, lo que presionó al tipo de cambio y no alcanzó el esfuerzo del Banco Central con la venta de dólares. El descrédito está en aumento y se reflejó en un nuevo salto del riesgo país», dijo un agente financiero de la banca privada extranjera.


El clima inversor ya era muy frágil, pero todo se exacerbó luego de que el espacio opositor, Frente de Todos, culpó el lunes al Gobierno y al Fondo Monetario Internacional por los problemas económicos que enfrenta la Argentina. La declaración fue difundida tras un encuentro de Fernández y sus economistas con una misión del FMI.


«Se observaron agresivos desarmes de posiciones desde el exterior, acentuados por las lecturas que dejaron las reuniones del lunes con el FMI», sostuvo el economista Gustavo Ber. En tanto, Gabriel Zelpo, economista de la consultora Seido, indicó que «la declaración de Alberto Fernández posterior a la reunión (del lunes) con el FMI claramente no le gustó al mercado».


Esto hizo que se acelerara la demanda de dólares en busca de refugio dentro del actual clima de incertidumbre y volatilidad.
«El mercado se asustó mucho con las declaraciones del espacio de Alberto Fernández. Hay declaraciones que llevan calma y otras que asustan al mercado. Las que dan temor hoy cuestan reservas», reflexionó a Ámbito Rafael Di Giorno, director de Proficio Investment.


Para el especialista, «es una picardia meter al país en un default innecesario en un mundo cuyos principales países tienen sus bonos rindiendo a tasa negativa. Los costos de un default son altisimos para un país en terminos de inversión, crecimiento y empleo».


Muy sensible a las declaraciones del candidato a presidente más votado en las PASO, y sus asesores, el mercado sigue con máxima atención tres variables críticas: la tasa de roll-over de la deuda del Tesoro (Letes, Lecaps y Lecer), la decisión que tome el FMI con respecto al desembolso por u$s5.400 millones, y la dinámica de las reservas del BCRA.


«Hay mucha incertidumbre respecto al desembolso del Fondo, y por otro lado lo que también genera cierto temor es que para controlar el tipo de cambio, el BCRA está usando reservas. La utilización de estos activos significa menos dinero disponible para afrontar futuros compromisos, por eso el mercado está un poco nervioso», remarcó Pablo Castagna, director de Balanz Capital.


La autoridad monetaria acumuló ventas por u$s302 millones de sus reservas, siendo la máxima inyección de liquidez diaria desde las primarias, cuando las tasas en pesos se ubican en el 75% anual. La autoridad monetaria ya se desprendió de u$s1.061 millones desde las elecciones para defender al peso.


La amplia ventaja que obtuvo el candidato presidencial opositor Alberto Fernández en las elecciones primarias del 11 de agosto llevó a un derrumbe generalizado del mercado financiero por el temor a que bajo su posible mandato se retome una fuerte intervención del Estado en la economía.

Comentarios Facebook