Siguen estafando a los clientes

Ayer tomé un remis que desde la Plaza San Martín hasta el barrio Guadalupe me cobró 200 pesos. Le dije que era una exageración y el remisero me aseguró que era porque de noche es otra la tarifa, pero 100 pesos de más es una locura. Tenía odómetro, pero sin ticketera. Son unos delincuentes que buscan la forma de estafar a la gente, por eso ya nadie quiere usar sus servicios.

Comentarios Facebook