Sin sentido

Nadie critica que hayan abierto los boliches ni extendido el horario, pero el protocolo de esos lugares dista mucho del de los jardines, escuelas y colegios donde los chicos siguen usando barbijo. Es indignante que nuestros hijos sigan pasando horas con el barbijo puesta mientras en otros lados hacen lo que quieren. Es muy injusto.

Comentarios Facebook