Sin sentido

Los fines de semana no dan más de llenas las plazas, el Paraíso de los Niños, Laguna Oca y la Policía no para de perseguir a los que juegan fútbol en alguna canchita de barrio. Hay cosas que ya no se pueden creer, les molesta algo tan sano como jugar al fútbol.

Comentarios Facebook