«Tras el desalojo se debe verificar el estado del edificio», dijo el juez Raúl López Uriburu

03/12/2019 Redaccion 0

El juez Civil y Comercial N°3, Raúl López Uriburu, en diálogo con el Grupo de Medios TVO habló del desalojo que se llevó a cabo el domingo a la mañana del edificio ubicado entre las calles Brandsen y Belgrano de esta ciudad, donde funcionaban 12 locales y había 35 mesiteros. Según contó, el 20 de diciembre del año 2017 la Municipalidad realizó una «Denuncia de Daño Temido», manifestando su preocupación por las condiciones del edificio y dos años después se ordenó el desalojo que es temporal hasta que verifiquen las condiciones del lugar y se determine si los propietarios o inquilinos pueden volver.