Testeos sorpresivos, sin concentraciones y con límite para asistentes a los estadios

El fútbol reaccionó esta martes ante la explosión de casos de covid-19 en Primera División y tanto desde AFA como de la Liga se anunciaron nuevos controles y restricciones para frenar la expansión de casos. Entre las nuevas medidas se incluyen testeos sorpresivos para los planteles, se limita a 50 la cantidad de “allegados” que acompañan a las delegaciones y se prohiben las concentraciones de equipos que jueguen a menos de 80 km de su lugar de residencia, entre otras. El Gobierno nacional le pidió a la AFA que endurezca los controles. Sin embargo, se descartó que se pare la pelota. Finalmente los dirigentes resolvieron extremar las medidas.
El primer paso lo dio el Comité Ejecutivo de AFA, que anunció férreos controles para verificar los cumplimientos de los protocolos. En caso de no cumplirse, se elevarán informes al Tribunal de Disciplina, que dictaminará las sanciones correspondientes, comunicó AFA.
“Esta asociación insta a los clubes, jugadores y jugadoras, miembros de las instituciones y a toda la familia del fútbol en general, a cumplir de forma estricta con los protocolos sanitarios oportunamente aprobado. A partir de los próximos días, se realizará inspecciones para corroborar el exhaustivo cumplimiento de todas las medidas. De no cumplirse las mismas, se elevará un informe al Tribunal de Disciplina a fin de que obre conforme su competencia”, aseveró la AFA en un comunicado oficial.

Las nuevas medidas

Por la tarde la comisión médica de la Liga se reunió en las oficinas de Puerto Madero y allí se tomaron las recomendaciones de AFA y se decidieron una serie de medidas para endurecer los protocolos ya vigentes.
La primera medida tiene que ver con los testeos. La liga comunicó que ante la situación actual de alza en los casos, la LPF “se reserva el derecho de realizar -de manera aleatoria y sin previo aviso- testeos a distintos integrantes de los espectáculos deportivos”. Es decir, que podrán haber controles de la Liga más allá de los que realizan cada club. El rango de tiempo en que realizarán estas pruebas irá desde las 48 horas previas del inicio de la actividad hasta 24 horas posteriores.
Además, se anunció una reducción del número de asistentes habilitados en la Zona 2 de los estadios: podrán asistir 50 personas (hasta ahora eran 120 para los locales y 75 para los visitantes) por equipo y un máximo de diez medios de prensa. Tanto futbolistas como oficiales de los clubes que accedan a la Zona 1 deberán ser testeados con 48 horas de antelación máxima al día del partido y contar con resultado negativo.
Por otro lado, la Liga pide “dar estricto cumplimiento al protocolo médico publicado en el boletín oficial de AFA Nº 5879”. Pero además suma restricciones a ese protocolo. En este sentido, recomiendan “evitar las concentraciones de planteles que jueguen a menos de 80 km de distancia de su lugar de residencia”.
En caso de realizar concentraciones, se sugiere el uso de habitaciones individuales. Si esto no fuese posible, se deben armar piezas con una persona que tenga inmunidad demostrada al virus y otra que aún no lo haya tenido. En tanto, los traslados de planteles deben ser en autos particulares o en dos colectivos. Prohíben compartir bebidas, incluso dentro del campo de juego.
Entre las recomendaciones, también resaltan que será “de carácter obligatorio, pasible de sanciones disciplinarias si no se hiciera, informar los síntomas compatibles con COVID-19 apenas estos aparezcan”.
Por último, prohíben “terminantemente la interacción de planteles de fútbol completos con cualquier manifestación de hinchas, socios o allegados”, también en el lapso de 48 horas antes de los partidos y 24 horas después.

Comentarios Facebook