«Trabajaremos para no perder el Pilcomayo, de lo contrario se producirá un desastre ecológico»

Representantes de Argentina, Paraguay y Bolivia, que integran la Comisión Trinacional para el Desarrollo de la Cuenca del Río Pilcomayo, junto a representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aprobaron el Plan de Ejecución del Proyecto para la Actualización del Plan Maestro de la Cuenca del Río Pilcomayo. El proyecto se desarrollará con una cooperación no reembolsable del BID de USD 1,5 millones, en un plazo no mayor a 18 meses, y contribuirá a actualizar información para el manejo integrado de la cuenca y la formulación de proyectos de impacto en la zona afectada.
Entre las actividades que se desarrollarán se destacan la actualización de la información general de la cuenca, la evaluación de la oferta, usos y demandas existentes y previsibles de los recursos hídricos, gestión de la calidad del agua y evaluación del riesgo. Además, prevención y mitigación de desastres por fenómenos naturales extremos, gestión de sedimentos, análisis institucional, integración de la información e identificación de temas importantes, y formulación avanzada de medidas.
La cuenca del Río Pilcomayo abarca 288.360 Km2 entre el norte argentino, el sur boliviano y la región occidental de Paraguay. Esta cuenca se caracteriza por presentar un mega abanico fluvial y por la extinción de su cauce por efectos de la sedimentación. Existe un importante arrastre de sedimentos desde la alta cuenca lo que genera la formación de bañados y eventos de inundaciones y sequías.
La cuenca, el río Pilcomayo es fundamental para el funcionamiento armónico del ecosistema y la conservación de la biodiversidad, de todo el Centro-Oeste formoseño, así como el desarrollo de las comunidades ribereñas, particularmente de Comunidades Aborígenes, que dependen casi exclusivamente de esta fuente de agua para su subsistencia, asimismo, es fuente indispensable para la producción ganadera y agrícola.
Debido a la necesidad continua de limpieza del cauce y de fortalecer la gestión integrada de este recurso natural, los 3 países identificaron la necesidad de actualización de dicho plan, con el objetivo de planificar de manera coordinada las acciones e inversiones para atender las demandas de este recurso, mejorar la calidad de vida de la población, conservando las características naturales de la región.
La cooperación técnica está focalizada en ampliar y mejorar los sistemas de control de inundaciones y manejo de los recursos hídricos transfronterizos, contribuyendo a reducir la vulnerabilidad a eventos extremos de inundaciones y sequías, haciendo frente al cambio climático y aportando sostenibilidad al proceso de desarrollo.
Desde la Defensoría del Pueblo de la provincia de Formosa, se informó que «el encuentro en el que se aprobó el proyecto se llevó a cabo la pasada semana, en la sede del BID, de la Ciudad de Asunción, y contó con la participación de las Delegaciones Argentina, Paraguay, y Bolivia, la Dirección Ejecutiva de la Comisión Trinacional para el Desarrollo de la Cuenca del Río Pilcomayo, representantes del BID y los consultores contratados por este último para la ejecución de un proyecto».

Comentarios Facebook