“Tranquilamente podemos trabajar con protocolo”, aseguraron desde inmobiliaria

Fabricio Brunelli, de la inmobiliaria “Brunelli”, en diálogo con el Grupo de Medios TVO se refirió a la vuelta a fase 1 en la ciudad de Formosa ante la detección de casos de coronavirus, lo que los obligó a que cerraran sus puertas y dejaran de operar ya que no están dentro de las actividades consideradas “esenciales”.
“Esto nos afecta fuerte porque nos toca en una fecha donde hay gran movimiento de renovación de alquileres como también de quintas, departamentos de gente que viene a alquilar del interior, esto hizo que hagamos un parate ya que también para alquilar un departamento necesitamos que las escribanías estén funcionando y en estos momentos eso no ocurre porque no están consideradas esenciales, necesitamos hacer el contrato en escribanía con el cual luego los inquilinos bajan la luz a su nombre, todo el mecanismo que lleva alquilar una propiedad está parado”, lamentó.
Se refirió además a cómo se venía levantando el sector, teniendo en cuenta que el 2020 estuvieron prácticamente en pausa y hubo muchos alquileres dados de baja. “Esta es una cuestión de oferta y demanda, si las universidades están paradas la gente no viene a alquilar, tuvimos un parate general durante varios meses desde marzo y cuando empezamos a tratar de que el movimiento inmobiliario empiece otra vez tenemos este golpe de que no podemos trabajar”, expresó.
Asimismo señaló que “hoy hay cierta incertidumbre con lo que pueda ocurrir, hay elementos que se deben usar, debemos trabajar aunque sea con protocolos, para alquilar una propiedad no creo que haya mucha movilización de personas, es un elemento fundamental para que puedan vivir, creo que con protocolo tranquilamente se puede trabajar”.
De la misma forma aseguró que con la vuelta a la fase 1 “se postergan las operaciones, las que teníamos para los primeros días de enero hoy quedaron suspendidas porque no pudimos ejercer el tema de la escritura pública y el boleto de compra venta que tiene que ser por escribanía”.
Además contó que en el 2020 tuvieron muchos problemas de clientes que no podían abonar el alquilar. “Este tema ya repercutió mucho el año pasado, con la ley y el tema de que en este momento hay muchas personas desempleadas en la actividad privada ha repercutido mucho en el precio también, pero es una cuestión de negociación, lo más importante es de podamos defender la vida pero también el tema de que hay un conjunto de movimientos que se deben hacer para que la gente pueda alquilar, tener una casa propia, son elementos fundamentales”.
Para finalizar contó que desde el momento mismo en que se anunció la vuelta a fase 1 en la ciudad, muchos clientes empezaron a comunicarse para ver cómo le harían frente al valor del alquiler, “desde el momento cero tuvimos consultas de cómo podían hacer para pagar o si iba a haber algún tipo de descuento, esta es una negociación con privados y nosotros en el medio estamos tratando de consensuar”.

Comentarios Facebook