Tras los tiroteos de El Paso y Dayton, Trump pidió a los legisladores endurecer los controles de armas y debatir la reforma migratoria

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, propuso este lunes que republicanos y demócratas acuerden un endurecimiento del control de armas de fuego, en un importante giro en la postura del mandatario, aunque vinculó esta iniciativa a su proyecto de reforma migratoria.

«Los republicanos y los demócratas deben unirse y obtener verificaciones de antecedentes sólidas, quizás uniendo esta legislación con una reforma migratoria que se necesita desesperadamente», tuiteó Trump poco antes de dirigirse a la nación tras dos tiroteos masivos que dejaron el fin de semana 29 muertos y decenas de heridos en Texas y Ohio.

«Debemos hacer que algo bueno, si no GRANDIOSO, salga de estos dos eventos trágicos!», expresó Trump. «No podemos dejar que los muertos en El Paso, Texas, y Dayton , Ohio mueran en vano, lo mismo para aquellos heridos tan gravemente», agregó.

El domingo tuvo lugar un tercer tiroteo en Chicago, Illinois, que dejó un saldo de siete heridos, aunque el mandatario, que hablará este lunes a las 10:00 am (hora local, no hizo aún referencia a este hecho.

Ese mismo día Trump había declarado que «el odio no tiene lugar en nuestro país», aunque luego también culpó a la presunta enfermedad mental de los tiradores por la violencia reciente, algo que no ha sido confirmado.

«Tenemos que frenarlo, esto ha estado pasando por años en nuestro país», señaló, declarando en ese momento que «quizás» tenía que hacerse en lo relativo al control de armas, una causa que el presidente republicano ha rechazado.

Su declaraciones de este lunes parecieron ahondar en esta posibilidad, específicamente en lo referido a los controles de antecedentes, aunque su oferta de unirlo al controvertido proyecto de reforma migratoria parece indicar el inicio de duras negociaciones entre republicanos y demócratas.

El plan busca una reducción de hasta un 40% en la entrada de inmigrantes, el aumento de la seguridad en la frontera y las deportaciones, el recorte de derechos para los naturalizados, que ya no podrían pedir la nacionalidad para sus familiares, y el fin de la lotería de visas de diversidad, entre otras medidas.

Sin embargo, y aún si esta reforma resistida por los demócratas pudiera avanzar, los esfuerzos por lograr mayores controles de armas han sido poco efectivos en un país que posee una cultura de las armas de fuego muy enraizada y materializada en el fuerte lobby de la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

El domingo el senador republicano Pat Toomey había pedido también un endurecimiento de los controles de antecedentes para la compra de armas, citando un proyecto presentado por él mismo y el senador demócrata Joe Manchin.

«Debemos hacer más para mantener a las armas lejos de las manos de psicópatas. Aunque ninguna ley puede frenar los tiroteos masivos en su totalidad, es tiempo de que el Congreso actúe para mantener a las comunidades seguras y debemos empezar aprobando esta legislación que expande los controles de antecedentes a todas las ventas comerciales de armas», expresó en su cuenta de Twitter.

Otra vez, los medios

Este lunes Trump también cargó contra los medios de comunicación, uno de sus blancos favoritos, como responsables de los recientes tiroteos aparentemente motivados por el odio racial.

«Los medios tienen una gran responsabilidad en la vida y la seguridad en el país. Las noticias falsas han contribuido enormemente al enojo y la ira acumulada durante muchos años», denunció el mandatario.

«La cobertura mediática debe empezar a ser más justa, balanceada e imparcial, o estos problemas terribleas sólo van a empeorar», agregó, sin hacer referencia a su polémica reforma migratoria ni a la construcción del muro en la frontera con México que su gobierno ha encarado.

Comentarios Facebook