Un emocionado Gerardo Rozín habló sobre la situación particular que vive “La peña de morfi”

El viernes, se conoció que el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, dio positivo en su prueba de coronavirus. Por eso, su esposa Jésica Cirio se sometió también a un test y el resultado dio negativo. Mientras tanto, sus compañeros de La Peña de Morfi estuvieron expectantes, ya que pudieron haberse contagiado de la modelo. Por eso, ayer en el inicio de una nueva edición de La peña de Morfi, Gerardo Rozín se refirió a esta posibilidad.
“Señores bienvenidos a La peña de morfi. Fue una semana muy particular para nosotros. Hoy arrancamos el programa sin la coconductora Jésica Cirio acá en el piso. Esta situación genero un montón de preguntas en nosotros y en la gente que me parece que hay que responder”, comenzó diciendo el conductor y productor del ciclo de Telefe. “Nos tocó venir el primer domingo antes del decreto que marco el aislamiento y nosotros tuvimos que contar que era (el coronavirus) mientras nos íbamos enterando de que se trataba”, agregó.
Sobre la situación que le toca de manera tan cercana, Rozín comentó: “Después de escuchar a un colega que decía ‘ahora las balas pican cerca’, a las pocas horas de esa editorial me enteró de la noticia de Martín Insaurralde y lo que generó en relación al programa, siempre poniendo en primer lugar la salud, entonces es bueno escuchar para saber lo que tenemos que hacer”.
“Afortunadamente el test a Jésica dio negativo, nosotros ayer nos sacamos. Pero ahí empiezan todas las preguntas y la principal que yo me hago es ‘¿qué pasaba si Jésica daba positivo?. Yo creo que ahí era otra la historia”, continuó. “Tenemos que aprender cómo es porque es muy importante contarlo y porque hay un solo protocolo para todos, es decir, lo mismo que tuvimos que hacer nosotros es lo que pasa en un barrio”, remarcó Gerardo.
Por último, Gerardo Rozín quien anunció que durante el programa iba a charla con su compañera, reconoció que es hipocondríaco. “¿Que nos está pasando a nosotros a los argentinos frente a esta nueva etapa?, ¿Cómo vamos a reaccionar frente a la bala qué pasa tan cerca?, ¿Cuánto de discriminación vamos a tener de combatir?, ¿Cuánto de enojo?, ¿Cuánta solidaridad vamos a tener que desarrollar?”, fueron algunas de las preguntas que Rozín dejó al aire porque sostiene que para mucha gente estar contagiado “se esconde como si se hubiera agarrado el virus a propósito”.
Luego, Gerardo se quebró cuando leyó en pantalla un mensaje que le dejaba un televidente llamado “Valen” a su compañera Jésica Cirio: “Todo va a estar bien”.
“Estoy acá, a punto de preguntarle a un médico, leo la única línea que puedo con los lentes de lejos, todo va a estar bien, en medio de este quilombo en el que estamos viviendo, a mí me llaman todos los colegas, para los colegas es una noticia y para nosotros es nuestra salud, en ese clima que no vivimos nosotros solos, en la calle, en las redes, estoy paradito acá y veo alguien que ni sé quién es que pone ‘todo va a estar bien’ y a mi me emociona, me emociona porque es la cosecha de lo que nosotros creemos que hacemos cuando venimos los domingos a regalar canciones”, dijo el conductor emocionado.
“Los que vienen a comer siempre a este boliche saben que nosotros damos canciones, recetas, abrazos y explicación, vamos para ese lado, la pifiamos quinientas veces pero sabés las que entran también, sabés la gente que tiene un domingo complicado, con la tensión que se vive esto leer un todo va a estar bien estuvo lindo”, concluyó.
Insaurralde pasó su primera noche internado en el Hospital de Lavallol. “Tuvo un pico de fiebre a la madrugada pero fue rápidamente controlada por un antihistamínico. Allí disminuyó la temperatura al instante”, confirmaron fuentes cercanas al dirigente, quien el jueves supo que su test de COVID-19 -que se realizó luego presentar fiebre durante dos días consecutivos- había dado positivo. Sin una fecha de alta prevista que le permita continuar con el confinamiento en su domicilio, el intendente -quien es considerado paciente de riesgo por haber estado en tratamiento contra el cáncer entre 2011 y 2014- seguirá aislado y en observación.

Comentarios Facebook