Un hombre asesinó a cuchillazos a cuatro oficiales en la sede central de la policía de París

Un hombre atacó este jueves con un cuchillo a varios oficiales de la Prefectura de Policía de París, matando a cuatro, antes de ser abatido con un disparo de parte de los agentes de seguridad, confirmaron fuentes policiales y sindicales. También hirió a otras cinco personas.

De acuerdo a la cadena RTL, el hombre intentó ingresar en el edificio de la Prefectura a la 1:00 pm (11:00 am GMT) y fue detenido por un agente, al que luego hirió de muerte. El atacante, cuyas motivaciones se desconocen y el cual aseguran actuó sólo, continuó avanzando dentro del edificio y mató a otros tres agentes e hirió a cinco antes de ser abatido.

“La gente estaba corriendo por todos lados, llorando”, contó Emery Siamandi, una intérprete que estaba en el edificio al momento del ataque, a la AFP. “Escuché un disparo, imaginé que era dentro. Momentos después, vi a un policía llorando. Estaban en pánico”, agregó.

El secretario general del sindicato policial Unité SGP Police FO, Yves Lefebvre, indicó en la cadena BFM TV que uno de los policías, el primero en encontrarse con el hombre, estaba muy grave tras el ataque perpetrado en la Prefectura, situada muy cerca de la catedral de Notre Dame, en el centro de la capital francesa. No estaba claro si era uno de los agentes que luego murió o si se trataba de unos de los heridos.

En un principio hubo reportes contradictorios sobre la salud del atacante. Pero luego se confirmó que había muerto de sus heridas luego de que un agente de policía abriera fuego con una ametralladora cuando el agresor estaba en el patio de la Prefectura, según informó la prensa francesa citada por EFE.

De acuerdo a reportes de Le Figaro, el agresor era un oficial administrativo de la policía de 45 años de edad, con 20 años de experiencia trabajando para la policía, que aparentemente perdió el control de sí mismo y comenzó a apuñalar a todos a su alrededor. También se indicó que sufriría de una discapacidad, no especificada, y que no era considerado problemático.

Los investigadores sospechan que una disputa laboral fue la causa del ataque, el peor lanzado contra la policía en años, y las agencias antiterroristas no estaban involucradas en el procedimiento, al momento.

De hecho el hecho tuvo lugar un día después de que miles de policías francesas participaran de un marcha en protesta por bajos salarios, largas horas de trabajo y una alta tasa de suicidio en sus filas, según reportó la cadena France 24.

Además, las fuerzas de seguridad francesas han sido blanco de numerosos atentados terroristas contra sus miembros. En 2017 un tirador mató a un agente en la avenida de Champs-Elysées y en 2016 un uniformado y un administrativo de la policía fueron asesinados por un extremista vinculado al Estado Islámico (ISIS, en inglés).

La zona, una de las más turísticas de la ciudad, fue cerrada al tránsito y podían observarse a los servicios de emergencia actuando, de acuerdo a AFP. Además, una estación cercana del subte y algunas atracciones fueron cerradas.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, se desplazó hasta el lugar para controlar de cerca el operativo desplegado. También el primer ministro Édouard Philippe se encontraba allí.

Tiempo después se supo que el presidente Emmanuel Macron acudió asimismo a la sede de la policía de París “para mostrar su apoyo y solidaridad a todo el personal”, de acuerdo a un comunicado oficial.

Comentarios Facebook