Un indigente uruguayo fue detenido por el ataque quemacoches que destruyó siete autos en Villa Crespo: tenía 20 encendedores en su mochila

El domingo pasado por la madrugada, el barrio de Villa Crespo se estremeció con una serie de estruendos y las sirenas de los bomberos que llegaban al lugar: siete autos y seis motos fueron incendiadas en un radio de cinco cuadras, sobre las calles Darwin, Camargo, Velasco y Vera. La cuadra más afectada fue Darwin al 900, donde tres autos quedaron destruidos por el fuego. Uno de ellos, que tenía un equipo de GNC, explotó y dañó los vidrios de un edificio ya que estaba estacionado justo en su puerta.
Gladys, la dueña de dos vehículos afectados,contó que el ataque a sus dos taxis se produjo minutos antes de las 6 de la mañana. En su relato, señaló un sospechoso: “Escuchamos la explosión y no lo podíamos creer. Perdimos dos taxis. Tenemos la grabación. Había un chico con un bidón de nafta de 10 litros. El video lo tiene mi esposo en el celular. Pasó caminando, roció los autos y los incendió”.
Hoy a la mañana, tras una investigación a cargo del fiscal contravencional Norberto Brotto, un hombre fue detenido por la serie de hechos en la Villa 31, un arresto realizado por la Policía de la Ciudad. El hombre, de nacionalidad uruguaya, es un indigente que se encuentra en situación de calle: 21 encendedores fueron encontrados en su mochila.
Las cámaras de seguridad de la zona permitieron identificarlo tras un cotejo con testigos. Entonces, se lo buscó en la zona donde usualmente se mueve. Su forma de caminar fue otra clave para identificarlo. Cuando cayó llevaba la misma ropa que supuestamente usó al quemar los vehículos.
La Justicia ordenó pericias psiquiátricas para determinar si es imputable o no, según señalaron fuentes del caso a Infobae. En todo caso, no sería la primera vez que un paciente psiquiátrico comete un hecho de estas características. En 2019, la fuerza porteña detuvo a un joven de Villa Devoto con un largo historial de incendiar vehículos en su barrio. El hombre fue remitido a un centro de salud mental.

Comentarios Facebook