Una historia de no acabar

Es lamentable que se repita la misma historia con el transporte urbano en la Ciudad; los empresarios esperan a que sus empleados les hagan paro para abonarles el sueldo. La Municipalidad debería tomar cartas en el asunto, pero de verdad, ya que no se entiende que digan que no hay plata para los haberes, pero cuando se “les viene la noche” mágicamente aparece el dinero.

Comentarios Facebook