UNaF: proscripción y fraude en los claustros

En el marco del proceso electoral por el cual está transitando la UNaF, resulta imperioso plantear algunas consideraciones que pintan de algún modo las arbitrariedades que ejerce  la JUNTA ELECTORAL PERMANENTE encargada de velar por dicho proceso. 

En primer lugar debemos explicar la genealogía de esta JEP que surgida del Consejo superior no respeta lo dictaminado por ese órgano( resolución 036,/00 ) plasmando en la misma el REGLAMENTO ELECTORAL VIGENTE. Esta es la primera violación realizada por esta junta( art 1 R.E.)presidida  por Ferreira pero manejada por Mónica Daldovo( hermana de la diputada nacional).

En segundo lugar aunque no menos importante la destitución de la anterior junta dejando en evidencia la mala intención de algunos miembros del consejo superior que cambiaron su color político cual camaleón en el monte;  presenta errores en lo procedimental, y pone de relieve la nulidad de la acción maliciosa.

En tercer lugar las irregularidades en cuanto a su proceder reprogramando en tres oportunidades el cronograma electoral, no atendiendo en forma permanente como su nombre lo dice, la falta de respuestas a las solicitudes planteadas,  la elaboración de padrones sin ajustarse al R.E. vigente, sin respetar la autoridad competente a ese fin (Secretaria General Académica).   

En cuarto lugar la exclusión caprichosa de Docentes Ordinarios sin motivos, al igual a egresados y estudiantes que cumplen sobradamente con los requisitos para ser parte del padrón.  Es el caso concreto del Profesor Maldonado, ordinario ( concursado) sacado del padrón sin motivo y habiendo realizado los reclamos en tiempo y forma sin tener respuesta de la JUNTA y del apoderado de una agrupación del claustro de graduados rojas que presentaba y recibia documentaciones ante  la JEP ,y fue sacado arbitrariamente  del padron sin explicación alguna. 

En quinto lugar, los llamados realizado por el presidente de la junta a varios compañeros no docentes para apretarlos como se dice en la jerga y mostrar su parcialidad hacia el sector que comanda Monica Daldovo. De este modo queda en evidencia su accionar obediente de Ferreira.

Por último consideramos  que corre riesgo la AUTONOMÍA universitaria  ya que no se cumplen con las normativas  vigentes debido a las diferentes violaciones  a los derechos por parte de esta junta sumisa encargada de llevar adelante la renovación de autoridades.

Por ello nos encontramos preocupados por el avasallamiento sin escrúpulos de este sector político- partidario que desea apropiarse de nuestra universidad con ayuda de principalmente la “Honorable” JEP y muchos consiliarios que llegaron gracias a los votos de los docentes interinos y ahora los miran como carne de cogote…

Queremos una Universidad libre, democrática, respetuosa de las normas que dicta y no ser parte de un modelo de miedo, con un discurso hegemónico sin posibilidades de discutir ideas, corrupto, amante del NEPOTISMO, casi mesiánico.  

Luchemos por la UNaF!!! Este es el momento… si no lo hacemos la historia nos demandará.

Comentarios Facebook