Vecina del barrio Guadalupe que quedó inválida tras una cirugía, necesita ayuda del Estado

Santa Roa, una vecina de 57 años que reside en el barrio Guadalupe de esta ciudad, se contactó con el Grupo de Medios TVO para explicar la situación que padece y solicitar la ayuda económica del Estado debido a que tras una cirugía realizada en su pierna derecha y por la cual además denuncia negligencia médica, quedó discapacitada, por lo que necesita de un andador para moverse y de la ayuda de una persona. Aseguró que, ante esta situación de incapacidad, pidió reiteradas veces la asistencia del Estado teniendo en cuenta que no puede trabajar en su condición y tampoco percibe alguna pensión nacional o subsidio que le ayude al menos, a comprar los medicamentos que requiere su situación.
“Solo pido ayuda porque hace dos años que estoy pasando por esta situación, estoy inválida de las piernas, no puedo movilizarme si no es con muletas o caminador, me dan calambres en la prótesis que me pusieron en la pierna derecha hace dos años y la prótesis no se dobla, mi rodilla quedó recta y debido a eso no puedo caminar sola, tengo que arrastrar mis pies y ya no puedo trabajar porque no tengo fuerzas además de que tengo mucho dolor, desde ese día estoy con calmantes y pastillas para dormir, gracias a Dios en el centro de salud del barrio Guadalupe los doctores me ayudan y me traen muestras médicas y me consiguen algunos remedios para el dolor”, comenzó relatando angustiada.
Asimismo contó que toma diversos medicamentos como tramadol, pregabalina y “también tomo medicación para dormir, el doctor que me operó ya no quiere atenderme porque dice que ya no tiene nada que hacer por mí, pero me dejó así, con la rodilla sin poder doblar y sin poder caminar si no es con la ayuda de una muleta o alguien que me lleve por los brazos porque me caigo. Nadie se quiere hacer cargo de mi porque dicen que el que me operó debe verme, pero él ya no quiere atenderme”, lamentó.
De la misma forma expresó que en esa situación de discapacidad en la que está el dinero no le alcanza con los 6700 pesos que recibe de una pensión provincial. “Tengo que pagar la luz, mis remedios en el centro de salud no hay, mi casa está destruida por dentro debido a la humedad, ya me dieron certificado de invalidez, pero no puedo hacer la pensión nacional porque me dijeron que por ahora no están saliendo, incluso fui al Anses a pedir a pedir que me inscribieran, pero no tuve respuestas, también me anoté en el Plan Nutrir y tampoco me salió, incluso vino una asistente social a visitarme pero no pasó nada. Realmente ya no sé a quién acudir para pedir que me ayuden, así como estoy me anoté en el IFE pero me lo denegaron ya que mi hija tiene mí misma dirección y cobra el salario universal, ella me ayuda con lo que puede”, relató desesperada.
Roa narró además que acudió a la Defensoría del Pueblo donde le brindaron ayuda y le consiguieron un andador ya que con las muletas “me caía mucho”. “Hace más o menos dos meses volví a la Defensoría del Pueblo, me derivaron a un médico y a que me realice sesiones de kinesiología, también me dieron medicamentos y me otorgaron una orden para pedir un andador que ya me llegó. Solo espero que con las sesiones de masajes pueda estar mejor porque esto no se me va con nada, los medicamentos que tomo son muy costosos y no hay en el centro de salud”, explicó.
“Antes trabajaba en lo que podía, pero perdí todo por mi condición y toda ayuda que se otorga no me sale, no tengo dinero, tengo que comprar medicamentos y también comer, tengo muchas necesidades y estoy totalmente desamparada y por eso necesito algún tipo de ayuda, no me salió el IFE ni la pensión por invalidez, tampoco el Plan Nutrir y estoy desesperada”, finalizó pidiendo con la esperanza de que algún organismo estatal se haga eco de su situación y pueda recibir la tan anhelada ayuda.

Comentarios Facebook