Voraz incendio destruyó por completo 5 casillas precarias de un asentamiento

Cinco precarias casillas ubicadas en el asentamiento de ladrilleros del barrio El Porvenir fueron consumidas en tu totalidad por las llamas generadas en una de ellas a raíz de un cortocircuito. Afortunadamente no hubo lesionados, pero sí importantes daños materiales para las familias que habitaban en dicho lugar.
El incendio inició a las 5.30 horas de la madrugada de ayer y en ese momento personal de la Seccional Séptima tomó conocimiento sobre un presunto incendio que se estaría gestando en el lugar.
Inmediatamente concurrieron al lugar constatando el fuego generalizado en cinco precarias viviendas, arribando minutos después personal del Cuerpo de Bomberos quienes comenzaron a trabajar sobre cinco viviendas precarias que estaban siendo consumidas por las llamas, logrando tras una ardua tarea de 30 minutos poder controlar y sofocar el foco ígneo, sin que se registrasen lesionados.
De acuerdo a las primeras pericias realizadas se pudo establecer que el foco ígneo se debió a un accidente eléctrico originado en la bajada de conexión eléctrica de la segunda casilla, del cual se desprenden varias conexiones todas ellas en condiciones precarias y clandestinas.
Las cinco familias que allí habitan quedaron solo con lo puesto, en virtud que todas sus cosas (cama, colchones, heladeras, roperos, etc) fueron consumidas por las llamas, iniciándose en sede policial las actuaciones pertinentes.

Vecinos de la zona

En ese marco el Grupo de Medios TVO acudió al lugar y pudo dialogar con algunos damnificados como también con vecinos de la zona que no fueron alcanzados por las llamas, pero de igual forma solicitaron una solución habitacional aseverando que corren el mismo riesgo de padecer un incendio debido a la precariedad de las conexiones eléctricas.
Una vecina contó que “nosotros estábamos durmiendo cuando pasó todo esto, escuchamos los gritos de algunas criaturas, salimos a ver y ya se estaba prendiendo una casa, agarré a mis hijos y salí rápidamente, solo pude agarrarlos a ellos y perdimos todo lo demás”, lamentó.
Asimismo dijo que las llamas “eran imposibles de contener, además todos tenemos las casas de chapa de cartón y eso ardió muy rápido”.
“Fue un cortocircuito lo que provocó esto y nos quedamos sin nada, nunca estuvimos seguros en la manera de vivir en este lugar, nosotros queremos una casa, más seguros vamos a estar ahí que viviendo en chapa de cartón, gracias a Dios no pasó ninguna desgracia, a una vecina su hija la despertó gritando y ahí se dio cuenta, casi se le quemó su nene. El fuego estaba imparable, empezó a pasar y casi llega hasta los módulos, se complicó todo”, relató.
Otra pobladora del sector si bien no fue alcanzada por las llamas se solidarizó con sus vecinos ante lo ocurrido. “Acompaño a estas familias en lo que les tocó pasar, todos estamos muy tristes, lo que más queremos pedirle al gobierno son módulos para esta gente que necesita, hay muchos que están abandonados, hoy les tocó a estas cinco familias, pero hay muchas más, son 55 familias y pueden volver a pasar por esta situación, acá no están seguros de nada, soportan tormentas, lluvias, sufren consecuencias con bebés, con niños chiquitos, apelamos al gobierno, a la gente que le compete a que le den los módulos a estos vecinos que están esperando hace cuánto, es una pena que haya pasado esta desgracia que dentro de todo fue con suerte porque nadie falleció pero apelamos a la solidaridad del gobernador, que tome cartas en el asunto y les den módulos a esta gente que está sufriendo y padeciendo acá”.
Otra habitante expresó que “vamos a estar unidos hasta ver qué decisión tomar, todos estamos en la misma situación y hay madres que tienen varios chicos y no pueden vivir así, tengo un bebé de un año y 7 meses, la tormenta de hace poco también nos perjudicó porque todos estamos en la misma situación, saben lo que se sufren las tormentas, el barro, el sol, estar con estas criaturas, llevamos más de dos años acá, sufrimos un montón. Yo trabajo gran parte del día y solo vengo a dormir, llegamos cansados y no se puede vivir así, mucha gente vive esto todos los días, gracias a Dios nadie perdió la vida en este incendio pero las cosas se destruyeron por completo, siempre es mejor la vida pero las cosas también cuestan, lo único que quiero para mis vecinas y los que estamos en la misma situación es que nos den una solución, no podemos vivir más de esta forma”.
“Nosotros estamos acá desde hace 2 años y medio, incluso más que eso, estamos en la miseria, lo poco que conseguimos lo vivimos perdiendo sea por la lluvia o por estas cosas que pasan. Todas las instalaciones eléctricas son precarias, más por el calor que hace que se recalienten los cables y se incendie todo”, indicó.
“Lo único que queremos es estar seguros en un lugar donde los chicos puedan vivir tranquilos, que no tengamos que sufrir del agua, de la luz, salir afuera con el barro, sentarnos tranquilos es lo único que queremos, nuestros chicos se merecen estar bien, hoy les tocó a los vecinos, pero mañana nos puede tocar a nosotros y ser peor, podría haber sido una tragedia”, expresó.
“Ya fuimos censados, ya vinieron los Policías, siempre vienen a ver por nuestro bienestar, pero necesitamos un poquito más de esfuerzo, en Lote 111 hay un montón de módulos y no les cuesta nada darnos, al menos para estas familias que estamos acá, hay módulos que se están fundiendo, vamos a pagar luz y agua, no nos cuesta nada pagar para estar tranquilos”, pidió la vecina.
“Hay muchas criaturas, queremos ver qué solución nos dan, ojalá puedan ayudarnos, somos muchas familias que estamos en la misma situación, hay recién nacidos, bebés, niños en edad escolar. Son casi 45 familias las que vivimos acá y en cada casa deben haber 5 o 6 niños, algunos tienen 3, son muchos chicos que están en esta situación de mucha precariedad”, expuso la pobladora.

Comentarios Facebook