Yanina Latorre sufrió un intento de robo en Constitución, antes de entrar a El Trece: «Se me prendió del bolso y la cartera»

Este lunes por la mañana, Yanina Latorre vivió un episodio de inseguridad un rato antes de entrar a trabajar a los estudios de El Trece, el canal ubicado en el barrio de Constitución. La panelista contó detalles del intento de robo que ocurrió en la calle Cochabamba en una charla con el periodista Ángel de Brito, conductor del programa Los ángeles de la mañana.
“El canal tiene dos ingresos, por Lima y Cochabamba. Nosotros siempre entramos por Cochabamba que enfrente está el estacionamiento y está lleno de autos y de gente. Con el tema de la cuarentena ahora es tierra de nadie, está cerrado el estacionamiento y entramos por Lima. Ahí te miden la temperatura por el coronavirus para poder entrar. Dejé el auto en Cochabamba, caminé unas cuadras y me quisieron robar”, relató la esposa de Diego Latorre.
“Yo lo vi venir, me salió uno de la autopista y pensé que me iba a robar. Estaba caminando, con una mochila y tenía barbijo. Primero miré para atrás, pero pensé que me iba a agarrar igual y doblé en Lima. Vino al humo, se me prendió del bolso y la cartera. Hice lo que no hay que hacer, zafé, grité, si no me robaba todo lo que tenía…”, agregó. “Este era un flaquito joven, tenía 16 años. Como estamos con el coronavirus tengo el alcohol en gel, mi mate, el maquillaje, vengo muy cargada. Yo no podía soltar nada y me agarró los dos (bolsos). Yo hice fuerza y empecé a gritar”, explicó.
Otra integrante del panel, Mariana Brey, también vivió una situación similar en Constitución y relató los detalles en el ciclo de entretenimientos: “A mí me pasó los primeros días de cuarentena en la puerta de Lima, donde podíamos hasta ese momento estacionar. Cuando salí, subí al auto y dejé el auto en el lugar del acompañante, donde no hay que dejarla. Di la vuelta y veo a tres chicos que venían caminando. El más chiquito fue el que se acercó”.
Por su parte, Karina Iavícoli señaló que los robos son bastante comunes en las cercanías del canal desde hace bastante: “Lo que cuenta Yanina no pasa ahora, sino hace un montón de tiempo y nos venimos quejando. Los ves corriendo como ratas, pasan por abajo de la autopista, donde hay como un barrio. Hay momentos en los que los sacan y ponen un alambrado, pero después vuelven. Es incontrolable, es como una historia sinfín”.
Por último, Yanina afirmó que más allá de haber pasado un mal momento, no le pasó nada y logró que el ladrón no le pudiera sacar sus pertenencias: “Estoy perfecta y no me pasó nada. No puedo echarle la culpa al canal, porque acá hay menos de la mitad de la gente por la pandemia, al haber menos circulación de gente y menos autos, están cerrados los locales. Nosotras cuatro venimos muy solas. Yo tengo pánico, pero estamos perfectas”.

Comentarios Facebook