Agustina Cherri “enloqueció” con canciones de Chiquititas

“Cualquier parecido de mi hija a Mili, la de Chiquititas, es pura coincidencia”, escribió Agustina Cherri en enero de 2019 en su cuenta de Instagram cuando decidió publicar una foto en la que se veía la cara de su hija Muna, de 11 años, fruto de su relación anterior con Gastón Pauls, con quien también tiene a Nilo, de ocho años.
Cherri y Pauls quisieron preservar la intimidad de sus hijos hasta que ellos pudieran elegir si querían o no aparecer en las redes sociales de sus padres. Luego de haber hecho una suerte de presentación públicamente, los actores incluso dejaron que Muna abriera su propia cuenta de Instagram, supervisada por ellos, claro. Allí, la niña muestra su talento: canta, baila y toca el ukelele, entre otras aptitudes.
El parecido de Agustina y Muna es lo que más llama la atención entre los seguidores de la actriz, sobre todo a la hora de comparar a su hija con Mili, el personaje que interpretó en Chiquititas durante 1995, 1996 y 1999, año en que ganó el Martín Fierro a la mejor actriz infantil.
Cherri –que siguió trabajando y haciendo éxitos a lo largo de su carrera– sigue teniendo presente aquella época en la que era una niña y recién comenzaba a trabajar. Y las canciones que escribió Cris Morena quedan guardadas en el recuerdo de todos los que veían Chiquititas, y más aún en ella como protagonista.
Tanto es así que en las últimas horas madre e hija compartieron un viaje en auto y en lugar de haber puesto la radio de fondo, Agustina decidió hacerle escuchar a Muna algunos de los hits de la ficción infantil. Mientras la actriz iba al volante, la niña la grabó y luego publicó los videos en la cuenta de Instagram de Cherri, red social en la que tiene casi dos millones de seguidores.
“Bueno, nos pegó fuerte la cuarentena”, escribió sobre uno de los videos que comienza con ella reaccionando frente a la actitud de su madre, que parecía visualmente comprometida con la interpretación de la canción “Penitas”. “¡Escuchá…!”, le dijo Agustina a Muna, que se mostró a cámara como desentendida frente a la situación.
Mientras tanto, la actriz seguía concentrada en lo suyo: “Po-ne-te a-litas para soñar y a las penitas no dejés entrar. Cantemos juntas esta canción”, entonó mientras hacía la mímica de la popular canción. El repertorio siguió con el clásico “Rinconcito de luz”. “Le dio nostalgia”, consideró Muna, que para ese entonces ya oficiaba de CM (community manager) de su madre al utilizarle su cuenta para compartir el contenido.

Comentarios Facebook