CARTA ABIERTA AL KIRCHNERISMO: El fin de la corrupción y la violencia

Durante más de 15 años, Milagro Sala fue la fiel expresión de la matriz de corrupción que instaló el Kirchnerismo en la Argentina.

Dispuso de manera violenta de las personas, sus vidas y de los bienes de decenas de miles de jujeños y jujeñas.

Lo hizo ejerciendo el peor autoritarismo, con absoluta impunidad, a través del manejo descontrolado de millonarios fondos públicos y el desprecio por los derechos de los más humildes.

La justicia no juzgó ideología o activismo social, juzgó hechos concretos de corrupción que todos los argentinos vimos con nuestros propios ojos y que los jujeños padecimos por más de una década.

La victimización es el arma preferida del Kirchnerismo para eludir su responsabilidad histórica en la instalación de la cultura de la degradación social en nuestro país, a partir de la impunidad, la corrupción y la violencia.

Este fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirma la desarticulación definitiva del estado paralelo que el kirchnerismo había instalado en Jujuy y que todavía existe a nivel nacional, de la mano de algunas organizaciones que manejan millonarios presupuestos en beneficio propio, convirtiendo a las personas más vulnerables en rehenes y esclavos.

Este fallo ratifica la paz social lograda y la convivencia democrática en Jujuy.

Este fallo Reafirma la transformación de la Matriz productiva en la Provincia, ya que, si no se resolvía la cuestión de la corrupción imperante y la violencia, no se hubiera podido lograr el desarrollo del Litio, las Energías Renovables, el Turismo, el Cannabis con fines medicinales, la construcción de 258 escuelas nuevas y otras tantas medidas transformadoras para nuestro pueblo.

Este fallo llama la atención al sistema asistencialista que consolida los niveles de pobreza y que día a día destruye la cultura del Esfuerzo y el Trabajo que en otro tiempo forjaron El Progreso de nuestra Patria.

El único modelo capaz de terminar con la pobreza es el de la generación de trabajo decente a partir de una transformación productiva.

Este fallo interpela a la Nación Argentina y a su pueblo a transitar el camino del estado de derecho, el respeto a la ley, a las personas y al pensamiento diferente como única forma para vivir en Democracia.

Estoy convencido que este es el camino que tiene que transitar la Argentina para concretar la gran transformación sobre la base de la Cultura del esfuerzo y el trabajo que está en el ADN de nuestro Pueblo.

NO A LA IMPUNIDAD.

NO A LA VIOLENCIA.

JUSTICIA Y VERDAD.

Gerardo Morales

Gobernador de Jujuy

Comentarios Facebook